ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Movilizaciones y el daño al patrimonio arquitectónico

Movilizaciones y el daño al patrimonio arquitectónico

Movilizaciones y el daño al patrimonio arquitectónico
anifestantes encapuchados incendian las puertas de la Iglesia de La Gratitud Nacional, ubicada en la esquina de Av. Ricardo Cumming y Alameda, después prender una fogata y lanzarla contra una de las entradas del templo, durante la segunda jornada del paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores
anifestantes encapuchados incendian las puertas de la Iglesia de La Gratitud Nacional, ubicada en la esquina de Av. Ricardo Cumming y Alameda, después prender una fogata y lanzarla contra una de las entradas del templo, durante la segunda jornada del paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores

“Un verdadero hito patrimonial de Santiago es este espacio enclavado en las cercanías del barrio Brasil y República. No sólo por su atractiva arquitectura de estilo gótico, donde destacan coloridos vitrales, ojivas y una hermosa imagen de la patrona salesiana María Auxiliadora, sino por la interesante historia que guardan sus pabellones.”

Esta es la forma en que la empresa de turismo Turistik conocida por sus tours en la ciudad de Santiago, describe al edificio ubicado en pleno centro de la capital.

El terremoto del año recién pasado, causó estragos en muchos de los edificios de nuestro país. Tal daño fue extenso en cantidad, pero se intensificó aún más cuando conocimos que parte importante del patrimonio arquitectónico chileno fue afectado por este desastre natural.

Hoy, cuando ya ha pasado mucho tiempo, nos enfrentamos a otro tipo de desastre, uno que nada tiene que ver con la naturaleza.

Durante los últimos días hemos visto una serie de manifestaciones de ciertos grupos de la sociedad, que en varias ocasiones han servido de excusa para que algunos “ciudadanos” escondidos tras capuchas y vestimentas que ocultan su identidad, salgan a las calles con el único objetivo de causar estragos y destruir cuanto sea posible. El resultado; el daño muchas veces irreparable de mobiliario urbano, señalética, semáforos, pavimentos, etc., sin contar la propiedad privada.

Pero el pasado 25 de Agosto, una imagen en particular llamó la atención de miles de chilenos. Las puertas de una iglesia ubicada en la calle Cumming ardiendo por la acción de grupos vandálicos, quienes incluso pretendían echar abajo la mampara del templo para continuar con su destrucción.

Independiente del programa de este edificio, obviamente relacionado a una actividad con una fuerte carga ideológica, lo que nos compete es destacar que éste fue declarado patrimonio arquitectónico, y como tal, merece e incluso legalmente, exige un cierto cuidado y respeto por parte de la sociedad.

Recordemos el vergonzoso incidente donde compatriotas en Perú fueron encarcelados por orinar sobre un monumento nacional, o el de los dos jóvenes que quisieron desarrollar su expresión artística con un graffiti sobre muros Incas. También nos impresionamos con indignación cuando un turista finlandés que pretendía llevarse parte de una estatua en Isla de Pascua, fue sorprendido rompiendo la oreja de un Moai.

© UPI / Miguel Arenas
© UPI / Miguel Arenas

Dejando en claro que estos son delitos, tienen el agravante de la “ofensa” que significa el realizar este daño frente a lo que la sociedad reconoce como patrimonio. Y a diferencia de los casos anteriores, esta vez son los mismos chilenos, tras una máscara de anonimato, quienes están dispuestos a destruir el patrimonio construido de su propio país.

Todo tipo de manifestación social es válida y enriquece la vida urbana, así como también refuerza la interacción entre vecinos, utilizando los espacios públicos de una manera activa para un fin común; comunicar ciertas ideas. Pero esto no puede confundirse con la utilización de la violencia y el vandalismo como medios legítimos de expresión social.

© UPI / Miguel Arenas
© UPI / Miguel Arenas

Paradógicamente, el nombre del edificio declarado como patrimonio arquitectónico es Iglesia de la Gratitud Nacional. Gratitud que no se ve reflejada en el actuar de estos grupos irracionales, ni del resto de quienes puedan justificar este tipo de comportamiento.

Ver más:

Artículos
Cita: Daniel Portilla [Dapo]. "Movilizaciones y el daño al patrimonio arquitectónico" 31 ago 2011. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-105204/movilizaciones-y-el-dano-al-patrimonio-arquitectonico>