ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Muralla Nazari en el Alto Albaicin - Antonio Jimenez Torrecillas

Muralla Nazari en el Alto Albaicin - Antonio Jimenez Torrecillas

Muralla Nazari en el Alto Albaicin - Antonio Jimenez Torrecillas

Promotor: Fundación Albaicin , Granada Localización: Alto Albaicin, Granada, España Arquitecto: Antonio Jimenez Torrecillas Arquitectos técnicos: Maria Jesus Conde Sanchez,  Miguel Angel Ramos Puertollano. Colaboradores: Michele Panella, Alberto Garcia Moreno, David Arredondo Garrido, Michele Loiacono, Manuel Guzman Castaños ( Ingeniero ), Miguel Dumont Mingorance, Miguel Rodriguez Lopez, Gustavo Romera Clavero, Erwan Blanchard, Maylis Vignau Consultores:Emilia Garcia Martinez, licenciada en Geografía, Nicolas Torices Abarca, licenciado en Historia del Arte, Carlos Miso Esclapes, escultor Arqueólogos: Daniel Campos Lopez, Eusebio Alegra Paricio Empresa constructora: Entorno y Vegetación Jefe de obra: Amaya Navarro Oteiza Fotografías: Vicente del Amo, Jesus Torres Garcia, Alberto Garcia Moreno, David Arredondo Garrido Año proyecto: 2002-2005 Año construcción: 2005-2006 Superficie total de la intervención: 66538 m2 Superficie construida: 56,7 m2

A TRAVÉS DE LA MURALLA, A TRAVÉS DEL TIEMPO

Frente a la colina de la Alhambra y del Generalife, el cerro de San Miguel enmarca el último tramo del valle del Darro y de su Vega. Se trata de un paisaje absolutamente próximo y vinculado a la ciudad, natural y salvaje a la vez, pero convertido en espacio residual, casi marginal, en el que se acumulaba toda clase de basura y escombros. Es también un espacio de transición hacia la ciudad nueva, una ciudad hecha de casas adosadas que toca levemente, en medio de su desorden, los restos incompletos, fracturados de la muralla nazarí.

 “El concepto de “sólido capaz” ha sido el principio rector de esta intervención. Recogido en las teorías sobre restauración e intervención de monumentos, este principio fue utilizado magistralmente por Leopoldo Torres Balbás en la Alhambra de Granada, en concreto en el pórtico norte de los jardines del Partal, allá por los años veinte, y viene a resumir que cuando en un Bien de Interés Cultural falta una parte, ésta se rehace de modo que quede confinada a una intervención volumétrica o geométrica que recupere la imagen de continuidad originaria, pero desprovista de cualquier elemento que entre dentro de la categoría del falso histórico  (reconstrucción). La reconstrucción por anaxtilosis en el proyecto que nos ocupa es imposible por la naturaleza constructiva de la fábrica, puesto que ya se ha desintegrado la fábrica de la muralla de tapial calicastrado, formada por arena, mortero y cal. ”

El vacío del Cerro del San Miguel es una articulación entre dos territorios, una loma desnuda que, cargada de tiempo y de historia, vincula la ciudad a su geografía. Lo que representaba un límite defensivo y organizativo de la ciudad ha cambiado por completo de significado y, sin embargo, sigue sirviendo como guía de lectura de un modelo urbano. El proyecto preserva este paisaje, necesario para la comprensión de la ciudad en la estructura montañosa que la determina, acometiendo una limpieza conceptual y física de su entorno. Para ello, se sustituye la acumulación de deshechos por plantaciones de pitas y chumberas, restaurando también la fachada de la Ermita de San Miguel Alto y mejorando las comunicaciones que la conectan con la ciudad. De este modo, se restaura el empedrado en aquellos tramos donde existía, se emplea un pavimento blando de tierra apisonada en las zonas carentes de pavimentación y se resuelve mediante escalinatas de piedra los tramos de mayor desnivel.

“Se apilan 112 metros cúbicos de granito como si de un gran almacenaje se tratara: grandes lajas sin tratar, de sección y longitud normalizadas, las más económicas, dispuestas sobre un lecho inmerso bajo la tierra. Un milímetro de espesor aporta el mortero de alta resistencia que traba las lajas. Se elimina así la presencia de la llaga y la apariencia de construcción consolidada, de fábrica. Se trata  de dar la sensación de material apilado, acopiado, con el objetivo de subrayar, aún más si cabe, el carácter permanente e histórico del Monumento.”

La restitución mural, propuesta como segunda fase de la intervención, tiene como fin dar continuidad visual (especialmente en una visión lejana) al lienzo de muralla, redefiniendo el límite histórico perdido y protegiendo los restos originales. Desde lejos, la parte nueva entona su aspecto con el resto, respetando su secuencia lineal, mientras en una mirada corta, se diferencia rotundamente del muro original. La intervención cierra la brecha que desde el siglo XIX hiere la muralla nazarí, construida a principios del siglo XIV, mediante un apósito exterior que se adapta estrictamente a su grosor sin tocar los restos históricos, garantizando así su óptima conservación. Estructuralmente, la presencia masiva y maciza se hace innecesaria, por lo que su interior se convierte en un espacio vacío, auténtico punto singular del proyecto: un pasaje calado que nos permite caminar dentro de la muralla, un misterioso umbral que conecta dos zonas de la ciudad históricamente diferentes, evocación de la Granada subterránea y, al mismo tiempo, de los corredores de guardia de los recintos defensivos. En la nueva muralla, un sencillo apilamiento de lajas de piedra dejan, al disponerse unas sobre otras, una serie de mínimos huecos aleatorios que, desde el interior, permiten volver a mirar la ciudad. Una mirada contemporánea, fragmentada y cambiante que recrea la visión que se tiene desde las celosías de la Alhambra. Una colocación natural y respetuosa de la nueva arquitectura junto a la antigua que garantiza, de alguna manera, que las ciudades puedan seguir enriqueciendo y construyendo activamente su tradición arquitectónica.

“El lienzo continuo de la muralla vuelve a cerrar el espacio en su interior, propio de la ciudad histórica.” 

Jose Miguel Gomez Acosta

Imágenes

Planimetria

Cita: Carlos J Vial. "Muralla Nazari en el Alto Albaicin - Antonio Jimenez Torrecillas" 10 nov 2008. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-11818/muralla-nazari-en-el-alto-albaicin-ajt-arquitectos>