ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Puente Peatonal
  4. Portugal
  5. João Luís Carrilho da Graça architetos
  6. 2009
  7. Puente Peatonal sobre “Ribeira da Carpinteira” / João Luís Carrilho da Graça architetos + AFAconsult

Puente Peatonal sobre “Ribeira da Carpinteira” / João Luís Carrilho da Graça architetos + AFAconsult

  • 20:00 - 21 Febrero, 2012
Puente Peatonal sobre “Ribeira da Carpinteira” / João Luís Carrilho da Graça architetos + AFAconsult
Puente Peatonal sobre “Ribeira da Carpinteira” / João Luís Carrilho da Graça architetos + AFAconsult, © Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

© Fernando Guerra | FG+SG © Fernando Guerra | FG+SG © Fernando Guerra | FG+SG © Fernando Guerra | FG+SG +23

  • Arquitectos

  • Ubicación

    Rua Comendador Marcelino 1, 6200-076 Covilha, Portugal
  • Colaboradores

    Pedro Abreu Pereira, João Rosado Baptista, Porfirio Pontes, Yutaka Shiki, (arquitectos); Nuno Pinto, desenhador; Vanda Neto, Paulo Barreto, (maquetistas)
  • Promotor

    PolisCovilhã, S.A.
  • Http

    //vimeo.com/17139847
  • Área

    956.0 m2
  • Año Proyecto

    2009
  • Fotografías

Descripción de los arquitectos. El núcleo de la ciudad de Covilhã, en el interior de Portugal, ocupa un promontorio a los pies del extremo sur de la Serra da Estrela, que domina visualmente una vasta llanura y fértil paisaje de relativa planura - la Cova da Beira - que de Estrela se extiente a las montañas Gardunha y Malcata. La topografía particular del territorio en el que se inscribe la ciudad no sólo determina la forma y las estrategias de su diseño, hasta que haya un pasado relativamente reciente, proporcionando los mejores técnicos y económicos para su desenvolvimiento.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

De hecho, los cursos del agua de los valles de Carpintería y de Goldra (o Degoldra), que respectivamente delimitan el promontorio de la ciudad al norte y al sur, promueve la fuerza motriz para la indsutrialización de tradicionales actividades de procesamiento de lanas, reconocido desde por lo menos el siglo XVI y alimentadas por el pastoreo de los rebaños de ovejas (y marginalmente cabras) criados en la Sierra, y también para aquellos que demandaban sus pastos de verano.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

Este fenómeno trashumante abarcaba un territorio que se extendía desde las tierras del Douro, al norte, hasta Alentejo, al sur, y se alargaba al este de Castela, haciendo equivalente un dominio visual sobre un paisaje inmediato y un dominio territorial más amplio, significativamente resultante del movimiento a través de esa misma extensión territorial. Reflejada en la ciudad, este período de desenvolvimiento originó una expansión no solo en dirección a los valles, con la ocupación industrial de la vaguada, pero más tarde también en dirección del norte de Carpinteria, frente a la ciudad, donde en las décadas del 30 y 40 del siglo XX se construyó un barrio operario de clase alta, para alojar la mano de obra del entonces denominado: "ciudad industrial".

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

La expansión de la ciudad para los valles vio acentuar una percepción de su topografía, y posterior declive de la industria alimentada para los cursos de agua, con el consiguente abandono de su lugar y de su infraestructura, con un efecto paroxístico, los valles de Goldra y de Carpinteira a condicionado accidentes del terreno alrededor de la cual la ciudad ha crecido. Accidentes que ahora se ven obligados a trabajar en sus movimientos internos, que se dejaron de incluir, y que proporciona apenas como negativo, como "espacios entre".

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

El diseño y construcción (2003-2009) de un puente peatonal y ciclo-vía sobre el valle de Carpinteira por João Luís Carrilho da Graça con AFAconsult, bajo un plano para "aplanar" la experiencia del movimiento de la ciudad a través de enlaces en la altura (mecánicas) y de nivel (peatones/ciclo-vías) entre el centro y las áreas periféricas, llegó a inscribirse en este paisaje una línea que determina la posibilidad de un nuevo movimiento de atravesar del valle. En la parte superior de las laderas empinadas de Ribeira, donde persisten las fachadas basadas en fábricas de lanas y los muros de granito del soporte de Râmolar de Sol (estructuras para el secado de lana), el puente se diseña, curva y contra-curva, entre la cota determinada por la plataforma de la piscina municipal de Penedos Altos, y 220 metros después, la misma cota en la ladera opuesta, 52 metros encima del curso del agua.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

La falta de perpendicularidad entre la línea imaginaria que une el punto de amarre y la línea del valle proporcionó la oportunidad para el trazado de la cubierta a instalar, más de una ruptura, un deslice del paradigma Euclidiano: en la presencia de obstáculos, la distancia más corta entre dos puntos puede pasar a ser, según Galileo, una línea curva. Una línea curva en tres tramos, que en su sección media se organiza normal las pendientes y perpendicular al eje del valle en que, influyendo en cada extremo, orientar los trozos terminados en dirección a los puntos de amarre pre-determinados, diseñando una serpentina, que recuerda la línea de belleza de Willian Hogarth (The Analysis of Beauty, Written with a view of fixing the fluctuating Ideas of Taste, 1753), una posible referencia.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

Referencia no es insignificante, ya que, en efecto, la Sección XVI, sobre la delicadeza como atributo de belleza, de A Philosophical Enquiry into the Origins of Our Ideas of the Sublime and the Beautiful (1757) de Edmund Burke, citada más arriba, pretende metaforizar con precisión como arquitectónica y estructuralmente el puente se materializa y soporta: dos vigas paralelas y revestidas de acero con 1,75 metros de altura delimitan los 4, 40 metros de ancho estableciendo a su sección, apoyándose en cuatro pilares, los dos centrales igualmente revestidos en acero con la misma dimensión exterior del tableado, clavados a lo largo del Ribeira, y los dos restantes, circulares, menores porque van clavados en el costado, en hormigón parcialmente revestidos por bloques de granito, formal y materialmente desvinculados a la estructura metálica - paradójicamente presente y simultáneamente casi invisible en la lectura del valle.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

Un aspecto de delicadeza, de fragilidad, que resulta esencial a su belleza y singularidad. En su atravesamiento, la armadura metálica exterior, especie de esqueleto protector, daba a su interior - pavimento y barandas - en madera azobé, amable y táctil, proporcionando una experiencia óptica simultánea y experiencia visual complejizada por el singular desenvolvimiento del tableado, que, secuencialmente, se refiere al aspecto macizo de la Sierra, la creciente proximidad de la costa y el paisaje de planicie que se abre en el fondo del valle, está expuesto  a la perspectiva de la mirada hasta entonces imposible.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

Por la noche, entre la oscuridad del macizo de la Sierra y las luces próximas de los cerros cercanos de un paisaje ahora sin horizonte, el puente emana luz que permite la ruta sobre el tablero, enfocando sus ojos en el interior. El puente de Carpinteira diseña un pórtico, casi abstracto, y la distancia materialmente indefinible - especie de imposibilidad o espejismo - sobre la Ribeira y sobre el paisaje, instalando un nuevo cuadro de relaciones físicas y visuales, proporcionando, así, un re-mapeo del territorio.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

Re-mapeamiento, ya que es en realidad la experiencia del movimiento, o mejor, la forma como proporciona la percepción de experiencia de movimiento en el paisaje, y la percepción del propio paisaje; el puente revela el conocimiento de especificidad de este territorio. Porque no sólo nos invita a atravesarlo, por necesidad (o por deseo), donde antes no se podía hacer, sino que también nos incita a ir físicamente, después de hacerlo con la mirada, el paisaje revela.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG

Porque consigue hacer coexistir, el sí mismo en un paisaje, dos espacio-tiempo: el espacio Euclidiano, métrico y jerarquizado, definido por un plano de movilidad, medido en distancias y tiempos de viaje, eminentemente funcional: y un espacio centrado en la experiencia de un cuerpo como receptor de estímulos ópticos y visuales, viajando intensamente, a una velocidad que es relativa (simultáneamente muy rápida o bastante lenta, conforma a la experiencia deseada o necesaria para el cuerpo en movimiento), eminentemente sensorial.

© Fernando Guerra | FG+SG
© Fernando Guerra | FG+SG
Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita: "Puente Peatonal sobre “Ribeira da Carpinteira” / João Luís Carrilho da Graça architetos + AFAconsult" 21 feb 2012. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-140444/puente-peatonal-sobre-ribeira-da-carpinteira-joao-luis-carrilho-da-graca-afaconsult>
Leer comentarios

0 Comentarios

···

Los comentarios están cerrados

Leer comentarios