ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Peine del Viento en San Sebastián

Peine del Viento en San Sebastián

Peine del Viento en San Sebastián
Peine del Viento en San Sebastián

Esta obra de Eduardo Chillida – Peine del Viento XV, erróneamente llamado Peine de los Vientos – es una de las obras más conocidas del escultor vasco. Situada en un extremo de la bahía de La Concha en San Sebastián, en el País Vasco en España, el grupo de tres esculturas insertadas en las rocas, de frente al mar Cantábrico, remata el paseo costero que bordea la bahía, formando un destino para el recorrido, además de un espacio público excepcional. Lo que pocos saben es que la plaza desde donde se miran las tres esculturas no es obra de Chillida, sino de su amigo arquitecto Luis Peña Ganchegui. Trabajaron mano a mano para construir simultáneamente la obra escultórica y el espacio desde donde mirarla. El proyecto – Plaza del Tenis, según la web de Ganchegui – construido en adoquines de piedra, se adapta a la geografía de rocas existente, construyendo unas plataformas  escalonadas en las transiciones entre ellas, con una geometría fuerte que en ningún minuto pretende mimetizarse con el lugar. Además, Peña Ganchegui aprovechó un antiguo colector existente en el lugar, usándolo al revés, de manera que con la entrada de las olas por debajo de la plaza expulsa unos chorros de agua por las aberturas dejadas entre los adoquines.

un artículo para El País

“…le permitió acometer El Peine de los Vientos sabiéndolo todo ya, sabiendo cómo había que construir en el límite entre la montaña y la ciudad, pixelizando el relieve y adaptándolo al paso humano: el escalón, la grada, la plataforma. El diálogo con el lugar ya era una conversación de viejos colegas (tú por aquí…) y la relación con el materialismo de Chillida tan buena, tan fácil, que durante mucho tiempo tuvo que ver con su media sonrisa como todas las felicitaciones y piropos iban para aquellas piezas de acero corten o hacia las “estructuras sonoras” -de nuevo la acústica del viento y el mar- que se quisieron afinadas por Luis de Pablo. Y apenas nadie se detenía a pensar que la felicidad del lugar, ese gran logro del personaje admirable que es Peña, es lo más emocionante del recinto, el ungüento que hace que todo entre en “resonancia”, creando un lugar que uno percibe tan feliz de ser así, tal y como es, que no hay donostiarra que no utilice este rincón del paseo para encontrarse de cuando en cuando consigo mismo…”

A continuación mostramos aquellas fotos de Flickr que muestran más la plaza que las esculturas, como un buen ejemplo de espacio público, relación entre arte y arquitectura, y actitud frente a la naturaleza.

Planta y elevación
Planta y elevación
Cita: Agustín Infante K.. "Peine del Viento en San Sebastián" 12 mar 2009. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-16835/peine-del-viento-en-san-sebastian>
Leer comentarios