ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Centro De Salud
  4. España
  5. Estudio.Entresitio
  6. 2010
  7. 3 Centros Municipales de Salud en Madrid, San Blas + Usera + Villaverde / Estudio Entresitio

3 Centros Municipales de Salud en Madrid, San Blas + Usera + Villaverde / Estudio Entresitio

  • 05:44 - 15 Noviembre, 2012
3 Centros Municipales de Salud en Madrid, San Blas + Usera + Villaverde / Estudio Entresitio
3 Centros Municipales de Salud en Madrid, San Blas + Usera + Villaverde / Estudio Entresitio, © Roland Halbe
© Roland Halbe

© Roland Halbe © Raúl Belinchón © Roland Halbe © Roland Halbe + 27

  • Arquitectos

  • Ubicación

    Madrid, España
  • Arquitectos a Cargo

    María Hurtado, César Jiménez, José María Hurtado
  • Equipo de Diseño

    Jorge Martínez, Laura Frutos, Vincent Rodriguez, Fabrice Quemeneur, Filipe Minderico, Clara Rodríguez, Marco Plazzogna, Miguel Crespo, Alvar Ruiz
  • Cliente

    Ayuntamiento de Madrid
  • CMS de San Blas

    1989,22 m2
  • CMS de Villaverde

    1989,22 m2
  • CMS de Usera

    1452,38 m2
  • Área

    5430.82 m2
  • Año Proyecto

    2010
  • Fotografías

Descripción de los arquitectos. La construcción de estos tres edificio forma parte de un proceso que denominamos 3x1, o “porqué” es que hemos construido 3 veces el mismo edificio. El inicio se remonta a un concurso poco usual convocado para la construcción de dos edificios idénticos (mismo cliente, mismo programa funcional y mismo presupuesto) en dos lugares distintos de Madrid (Usera y San Blas) cuya característica común consistía en su falta de relevancia. Nuestra propuesta ganadora fue un único edificio cuya autonomía formal y funcional fuera suficiente para poder “existir” con independencia del emplazamiento. Con motivo de un segundo concurso para el solar de Villaverde tuvimos la ocasión de verificar que el modelo espacial y la solución en planta eran de nuevo viables, aunque en este caso en una situación urbana más comprometida de alineación a calle y edificio próximo al peatón.

© Roland Halbe
© Roland Halbe

La respuesta a estas condiciones de partida se basa en el trabajo con un edificio que desde su inicio, en la fase de concurso, ha tenido clara la idea o premisa de  “edificio desubicado”, nos parece una forma eficaz y rotunda de desarrollar un programa funcional sanitario en un entorno poco relevante. Para acentuar el valor espacial interior recurrimos a la lecorbuseriana idea de “conciliación de contrarios”. Se antepone la imagen hermética y pesada al exterior al espacio abierto y ligero del interior.

© Raúl Belinchón
© Raúl Belinchón

El programa del centro de salud se desarrolla de manera extensiva en una sola planta baja. Las distintas dependencias del programa se ordenan generando una parrilla ortogonal irregular poco densa, donde 13 patios se distribuyen al tresbolillo entre las estancias públicas y privadas siguiendo tres (no)-corredores paralelos. En oposición a este sistema ligero, atomizado por los patios, la fachada rotunda y pesada se concibe como una masa continua y ciega. La inexistencia de huecos en los paños verticales de la envolvente exterior hace que la relación interior-exterior del edificio se produzca verticalmente, casi con el firmamento. Los vidrios no definen patios sino huecos en la fachada horizontal de la concha exterior del edifico y se crea una relación vertical que permite generar un espacio interior isótropo. El corredor se disuelve, deja de existir como una estructura lineal de conexión tradicional, porque la ordenación alterna de espacios vacíos y estanciales de carácter público permite una relación débil entre las coordenadas “x” e “y” del espacio.

© Roland Halbe
© Roland Halbe

En el CMS San Blas, la fachada rotunda y pesada se concibe como una masa continua y ciega de hormigón visto. Idea de pesadez que se refuerza con una textura rugosa formada por encofrado de tablas de madera horizontales. Las cualidades de transparencia y especulares del vidrio multiplican las visiones por simetría reflejada, así mismo las cualidades de reflexión de los paños verticales de azulejo azul colocado con juntas terciadas a modo de escama ayudan a producir un ambiente interior espacioso y luminoso, casi como si se introdujera el firmamento en el interior.

© Raúl Belinchón
© Raúl Belinchón

En el caso del CMS Usera, se buscaba una continuidad en la experimentación con los mismos materiales (hormigón, cerámica y vidrio), pero algunos avatares durante la obra hicieron que acabáramos forrando la envolvente portante con una piel de metal deployé en aluminio anodizado color oro. La idea de impenetrabilidad de la fachada se refuerza con este revestimiento a dos niveles; por un lado, los distintos tamaños de paneles deployé se ordenan sin formar retícula, combinando distintas alturas y anchuras con la voluntad de no revelar alturas de piso y buscando un cierto equilibrio entre horizontal y vertical. Por otra parte, se procura resolver la continuidad de la textura de los cortes del deployé (11x5.2cm) de manera que se traslade de un panel a otro para mantener la uniformidad global de toda la envolvente con un paso homogéneo y continuo. Ambas cuestiones quedan englobadas en el empleado de una sencilla regla matemática de máximo común divisor. Los paneles son de tres anchos múltiplos de 11cm, que verifican relaciones entre si del tipo b= 2a, c=3a, c=a+b, 2b=a+c.

© Roland Halbe
© Roland Halbe

Este cambió llevó aparejada la decisión de colocar la cerámica en color blanco, lo que se tradujo, de forma inesperada, en un espacio interior más horizontal y abstracto en comparación con San Blas.

© Roland Halbe
© Roland Halbe

El CMS Villaverde resuelve el contraste entre ambas situaciones contrarias de una manera más suavizada, que se expresa por el uso de un sistema constructivo tectónico: estructura metálica, cerramientos de vidrio y policarbonato con distintos grados de opacidad y transparencia. El edificio desde el exterior tiene vocación de camuflaje donde el vidrio blanco refleja el espacio que le rodea sin permitir una relación visual interior-exterior y a la vez permanece casi desapareciendo. Desde el interior el contacto con el exterior a través del cerramiento vertical se ve suavizado desde el mundo de la sombra;  sombras arrojadas sobre los cerramientos translucidos de lo que ocurre al otro lado, peatones, árboles, etc.

© Roland Halbe
© Roland Halbe

La diferente relación de cada edificio con su entorno urbano de carácter a cada uno de los edificios, que según su contacto con la acera funcionan a modo de objetos o como material táctil conformador del tejido de la ciudad.

Cortesia de Estudio Entresitio
Cortesia de Estudio Entresitio
Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita: "3 Centros Municipales de Salud en Madrid, San Blas + Usera + Villaverde / Estudio Entresitio" 15 nov 2012. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-208005/3-centros-municipales-de-salud-en-madrid-san-blas-usera-villaverde-estudio-entresitio>