ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Centro Comunitario
  4. España
  5. Inès Vidal Farré
  6. 2006
  7. Centro Cívico en Sant Mateu d’Aubarca / Inès Vidal Farré

Centro Cívico en Sant Mateu d’Aubarca / Inès Vidal Farré

  • 14:00 - 5 Mayo, 2010
Centro Cívico en Sant Mateu d’Aubarca / Inès Vidal Farré
Centro Cívico en Sant Mateu d’Aubarca / Inès Vidal Farré, © Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

© Pep Toni Roig Roselló © Pep Toni Roig Roselló © Pep Toni Roig Roselló © Pep Toni Roig Roselló +14

  • Contratista

    FCC, Fomento de Construcciones y Contratas
  • Ingeniero

    Javier Colomar Riera
  • Promotor

    Consorcio de Recursos Sociosanitarios de Ibiza
  • Más informaciónMenos información
© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

Descripción de los arquitectos. Antes que del edificio, se debería hablar siempre de la implantación de este en el lugar, que a fin de cuentas es lo que le dará la forma. La prioridad, desde el principio, fue llevar a cabo un edificio público con las herramientas que usaban los payeses del lugar para construir sus viviendas, asumiendo que el cambio de escala de vivienda a edificio público obligaría a soluciones insólitas en el entorno rural.

Un libro que ilustra muy bien cómo los campesinos ibicencos ubican y construyen es el de Morna-Atzaró, de Stefano Cortellaro. En este trabajo se muestra cómo en la Ibiza rural se prioriza la orientación, la topografía, y cómo frecuentemente, cuando hay pendiente, la vivienda tradicional arranca a partir de los muretes de contención de los sembrados, que la carestía obliga a los habitantes de la isla a construir para cultivar, toda vez que los campos en plano ya están ocupados. La vivienda tradicional ibicenca se encuentra a menudo semienterrada, en íntimo contacto con el territorio. La arquitectura ibicenca es la arquitectura del aprovechamiento y de la escasez.

© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

Por ello, cuando se accede al edificio por el norte, el edificio es poco más que un muro de piedra en seco y unas cubiertas donde crecerá la hierba o aquello que el párroco tenga a bien sembrar, para que este espacio se mimetice con un sembrado más de los aledaños. Desde esta fachada se abren dos patios, excavados en el terreno, que permitirán la iluminación y la ventilación cruzada de un edificio semisoterrado. A partir de aquí se siguen las premisas del sentido común (las de los campesinos), el edificio se orienta a sur, buscando el asoleo, que se regula mediante porches y paramentos de madera móviles, el sol de poniente de verano, el más molesto, se evita mediante pantallas que a la vez segregan los distintos espacios de las terrazas.

El centro se articula mediante un espacio central que funciona como hall, y que es donde se encuentra la recepción, correos y la sala de espera de los servicios sanitarios. De este hall cuelgan las diversas estancias que los usuarios ocuparan, consulta médica, aulas polivalentes, sala de actos y cafetería. La sala de actos está provista de grandes puertas correderas que al abrirse prolongan el espacio hasta el exterior, hasta una pequeña plaza con anfiteatro, donde se facilita la celebración de actos que hayan de acoger una cantidad importante público.

© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

Por lo que a la construcción respecta, los aspectos medioambientales que se han recogido pueden separarse en dos vertientes, la de ahorro y eficiencia energética y la de materiales sostenibles y no contaminantes: Se ha basado básicamente en un aislamiento térmico muy superior a los estándares. Los cerramientos se han llevado a cabo a base de hoja exterior de termoarcilla de 24 a 29 cm, cámara de aire, aglomerado de corcho de encina de 2,5cm de grosor, trasdosado de ladrillo cerámico de 6cm y capa de perliescayola de acabado, lo que resulta una fachada de unos 35 cm de grosor.

Las cubiertas se llevan a cabo con los siguientes elementos sobre la base del forjado: aislamiento térmico a base de chorcho de encina aglomerado, de 2,5cm, formación de pendientes a base de hormigón celular, triple mano de caucho a manera de aislamiento hidrófugo, montado sobre el murete de coronación a fin de contener una lámina de agua de unos 15cm que sirva simultáneamente como estabilizador térmico así como de provisión de agua en caso de que se decida plantar sobre esas cubiertas, puntos de apoyo para solado flotante, baldosa cerámica flotante (sobre agua) y en su caso geotextil y substrato orgànico para acoger la vegetación. Se adjunta detalle.

© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

Este aislamiento ha permitido prescindir del aire acondicionado. El agua y la cámara de aire bajo el solado de la cubierta así como el ajardinamiento de esta funcionan tan bien en verano, que la temperatura dentro de las àreas de trabajo del edificio (esto es despachos y consultas médicas) en agosto de 2009, mientras se terminaban los trabajos de pintura y acabados, no subió de los 19º.

A este aspecto se añade la ventilación cruzada, la iluminación con luz natural de las estancias y la correcta orientación del centro.

© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

Las luminarias son de bajo consumo.

La caldera de la calefacción (a base de gas) es de condensación.

La instalación de lavado del bar es bitérmica.

El agua de lluvia se recoge el las cisternas de las cubiertas, renovándose en cada periodo de lluvia.

A nivel de materiales no agresivos con el medioambiente:

© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

Se ha evitado el PVC, tanto a nivel de instalaciones como de impermeabilizaciones, tanto por ser un derivado de la industria del cloro como por su baja reciclabilidad y degradabilidad. La totalidad de las instalaciones se han realizado en polietileno y polipropileno, plásticos de fácil reciclado. Se han evitado materiales bituminosos en impermeabilizaciones. Los aislantes hidrófugos son a base de lámina de polipropileno en muros (alta reciclabilidad, punto de fusión bajo) y caucho en cubiertas inundadas.

Los aislamientos térmicos són a base de placas de corcho natural de encina tratado contra los insectos xilófagos. Este corcho tiene una transmitáncia térmica inferior a la del polestireno extruido, común aislante en la construcción derivado del petróleo.

© Pep Toni Roig Roselló
© Pep Toni Roig Roselló

La carpintería es íntegramente en madera, mucho mejor que el aluminio, que precisa de extracción y de un refinado del mineral (bauxita) que consume gran cantidad de energía en su proceso. Al carpintero que ejecutó los trabajos se le ha exigido sello FSC o equivalente en el iroko, a fin de garantizar la procedencia de una explotación que no desforeste y que lleve a cabo gestión de bosque. Las pinturas de acabados son al agua, tanto la de carpinterías como la de obra. La de paramentos de obra tanto interiores como exteriores son pinturas minerales con base de silicato, de modo que no derivan tampoco del petróleo.

planta
planta

Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita: "Centro Cívico en Sant Mateu d’Aubarca / Inès Vidal Farré" 05 may 2010. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-42387/centro-civico-en-sant-mateu-d>
Leer comentarios