ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Opinión: Decálogo de un Estudiante

Opinión: Decálogo de un Estudiante

Opinión: Decálogo de un Estudiante

Los exámenes finales de taller de arquitectura son una instancia de gran relevancia para todo estudiante de arquitectura, y en los que la presentación del proyecto, hacia la comisión de profesores correctores, resulta clave y determinante.

Aquí algunos consejos en torno a la actitud y disposición con la que los estudiantes pueden enfrentar el examen de taller:

1. Puntualidad. Colgar la entrega a la hora estipulada. 2. Prolijidad. Cuidar el correcto colgado y soporte del material a exponer. 3. Presentación. Descansar antes de la entrega, ayudará a una buena exposición. 4. Exposición. Preparar la presentación de manera clara y sintética, evitando improvisaciones. 5. Estrategia. Hacer énfasis en las fortalezas del proyecto y de la entrega. 6. Atención. Realizar una exposición que mantenga el interés, evitando la monotonía. 7. Material expuesto. Exponer todo el material presentado, y en el que se ha trabajado. 8. Actitud receptiva. Escuchar las correcciones sin tomar una actitud defensiva. 9. Responsabilidad. El proyecto es propio, las críticas no son atribuibles al profesor guía. 10. Autocrítica. Evaluar los aspectos en que se ha errado y que se podrían mejorar en un futuro.

El enfrentar un examen de taller, implica no sólo la presentación de un proyecto, sino que lleva asociada una cierta actitud de parte del estudiante, que resulta fundamental para el éxito de dicho examen. No es suficiente que el proyecto por si mismo sea bueno. Este debe estar bien presentado y claramente expuesto, de manera que el alumno de cuenta de una cierta madurez, de que es dueño y comprende, aquello que está presentando.

1. Puntualidad. Al igual que en una entrega profesional o en un concurso, cumplir la hora de colgado y corrección es el primer deber y requisito de todo estudiante. En la planificación de trabajo, se deben considerar todos los imprevistos y problemas asociados a la entrega.

2. Prolijidad. El alumno debe dar cuenta de una cierta preocupación y cuidado al momento de colgar y exponer el material previo a la corrección. Es un mínimo exigible que la entrega esté ajustada a un formato, derecha, limpia y sin arrugas. Las maquetas ordenadas y sobre alguna superficie.

3. Presentación. El trasnoche antes de la entrega suele jugar en contra a la presentación y la exposición. Descansar antes ayuda a clarificar las ideas y puntos a exponer, que resultan fundamentales al momento de presentar.

4. Exposición.  Resulta muy recomendable preparar aquello que se quiere decir, de manera de exponer las ideas de manera clara, ordenada y sintética, y al mismo tiempo se debe evitar llegar en blanco o improvisar, ya que denota poco conocimiento y comprensión del propio proyecto.

5. Estrategia. Todos los proyectos y entregas tienen fortalezas y debilidades. El alumno debe tener conciencia de las virtudes del proyecto, haciendo énfasis en ellas, lo mismo que debe realizar con su propia entrega.

6. Atención. Se debe evitar la monotonía en el discurso, y realizar una presentación dinámica, con acentos, y en los que se revisen diferentes escalas del proyecto y la entrega.

7. Material Expuesto. Se ha realizado un gran trabajo para llegar al examen, y se generado gran cantidad de información. El alumno debe explicar y dar cuenta de toda la entrega, desde lo más general, hasta el último detalle dibujado.

8. Actitud receptiva. Se deben escuchar y tomar los comentarios de la la comisión correctora de la mejor manera, no entendiendo las críticas como un ataque personal, sino como una posible mejora de lo realizado.

9. Responsabilidad. Los proyectos son de los alumnos, y no del profesor que los dirige. El estudiante es por lo tanto responsable de las decisiones que toma, y por ende, no puede atribuir responsabilidades al profesor o profesores que lo han guiado.

10. Autocrítica. Los proyecto perfectos no existen. Se debe tomar la corrección como una instancia positiva para con el propio proyecto, y como una experiencia para el futuro, sacando lecciones.

Ver más:

Artículos
Cita: Guillermo Hevia García. "Opinión: Decálogo de un Estudiante " 26 dic 2012. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/219938/opinion-decalogo-de-un-estudiante>
Leer comentarios