ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Edificios Municipales
  4. Argentina
  5. S.E.P.R.A.
  6. 1958
  7. Clásicos de Arquitectura: Municipalidad de Córdoba / S.E.P.R.A.

Clásicos de Arquitectura: Municipalidad de Córdoba / S.E.P.R.A.

Clásicos de Arquitectura: Municipalidad de Córdoba / S.E.P.R.A.
Clásicos de Arquitectura: Municipalidad de Córdoba / S.E.P.R.A., © Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

Por Arquitecto Martín R. López (FAUD-UNC).

LAS FORMAS DE LO PÚBLICO

CONCURSO

En el año 1953 el Municipio de la ciudad de Córdoba llama a concurso nacional de anteproyectos para la construcción de su nueva sede [1]. El sitio elegido es un solar de forma triangular de 4.652 m2 de superficie, con un frente sobre el arroyo La Cañada y otro sobre el Paseo Sobremonte, remodelado en el mismo año por el Arq. Carlos David. Enfrentando al Paseo, se ubica el Palacio de Justicia [2].

Los trabajos se presentan el 14 de agosto, resultando ganadora la propuesta del estudio SEPRA de Buenos Aires[3] por sobre un total de 50 participantes. El programa propuesto cuenta con una superficie cubierta total de 11.500 m2. Según comentarios del Arq. La Padula, jurado del concurso, el segundo premio[4] se definió rápidamente, librándose la discusión entre la propuesta de SEPRA y la que finalmente obtuvo el tercer premio de los Arqs. Claudio V. Caveri y Eduardo J. Ellis.

© Arq. Gonzalo Viramonte © Arq. Gonzalo Viramonte © Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta © Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta +40

 

CONTEXTO

Quizás la condición de constructor y calculista permitió que el Intendente M. M. Federico de la ciudad de Córdoba apoyara fuertemente una propuesta que para la época era de avanzada en un medio muy aferrado a la tradición. Su temprano impulso por descentralizar el Municipio explica también la ubicación estratégica de la nueve sede. Algunos testimonios de la época evidencian lo controvertida que fue la elección del proyecto ganador, al cual el Intendente salió a respaldar fuertemente: “Sin ningún deseo de polemizar y al solo efecto de ilustrar a la opinión sana e independiente de esta ciudad, voy a contestar por medio de esta nota a los que de una u otra manera han expresado su preocupación ante lo que consideran un atentado contra la historia, la tradición, la cultura o el urbanismo por el hecho de que los Arquitectos Proyectistas del Edificio Municipal han previsto un remodelamiento del Paseo Sobremonte”.[5]

Imágenes Referencia
Imágenes Referencia

EL PROYECTO

El estudio se conforma en el año 1936, y en el año 1949 adquiere el estudio de un arquitecto Norteamericano[6] incorporando así una amplia cartera de clientes que en su mayoría eran empresas vinculadas a los Estados Unidos. Consiguen así, al iniciar la década del ’70 construir aproximadamente 1.000.000 m2. Se entiende entonces que la oficina fuera una de las más profesionalizadas y capacitadas para llevar adelante semejante programa edilicio y que de esta manera hayan obtenido el primer premio del llamado a concurso mencionado con anterioridad. El gran manejo del detalle constructivo, una mirada universal, la permanente renovación tecnológica, y el rol dominante de la estructura de hormigón a la vista, caracterizaron las obras del estudio[7].

© Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta
© Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta

Si tomamos como referencia el proyecto para el Edificio de ENTEL (1951), presenciaremos muchas de las características que el Palacio 6 de Julio presentaría 2 años mas tarde. La monumental escala de sus estructuras de transición en las plantas bajas libres, la articulación en fachada de sus parasoles, y el tratamiento de la cara sur de ambos edificios, utilizando como recurso proyectual líneas reguladoras para ordenar y dar escala a la estructura y a los cierres opacos y vidriados.

Ubicación, Planta y Sección
Ubicación, Planta y Sección

El partido define originalmente un edificio de oficinas para los empleados y otro cuerpo que aloja a los funcionarios, conectados ambos por un corredor y asentados sobre una explanada, que configura el subsuelo, elevándose así del nivel de vereda y unificando ambos paralelepípedos. Ambos cuerpos, de muy cuidada razón proporcional, se implantan en el lote negando la geometría del mismo y estableciendo dos ejes compositivos, uno paralelo a la calle Caseros y otro perpendicular a la misma. Esta situación genera un acceso Este algo forzado, siendo mas logrado el acceso posterior en la cara Oeste que se presenta como una terraza-podio que balconea al Paseo Sobremonte y enaltece el edificio del Palacio de Justicia ofreciendo una amplia y única perspectiva. En el cuerpo administrativo, que define el carácter del edificio dada su escala y su impronta de avanzada brutalista[8], se organiza un núcleo de circulación central que se desplaza en ambos sentidos, permitiendo esto un espacio flexible y adaptable a los cambios de programa típicos de estos recintos.  

© Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta
© Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta

El lenguaje se define entre un contrapunto de ambas piezas edilicias. El bloque administrativo se caracteriza por la reguladora composición de líneas horizontales que anuncian cada uno de los ocho niveles que se asientan sobre la doble altura del acceso, la presencia de parasoles entramados en una retícula de hormigón visto en las caras Norte, Este y Oeste como protección para el difícil verano local, las exuberantes columnas en planta baja[9] y la piedra bola como basamento que intenta un guiño algo romántico con la materialidad local. Esta obsesión de la búsqueda de expresividad estructural fue una constante en SEPRA más allá del tan mencionado vínculo con la arquitectura brutalista de Le Corbusier.

© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

Por otra parte, el bloque ejecutivo se define en un lenguaje mas asociado a la modernidad clásica de autores como Mies van der Rohe, sin ser una traducción directa de este autor. Esto se expresa en la cuidada proporción que presenta rasgos mas cuidados que su vecino que expresa mas tensión gravitacional entre el cuerpo superior “…achatado” en palabras de Liernur[10], que posa sobre las grandes piernas estructurales. En el bloque ejecutivo se destaca la gran cornisa de hormigón visto que corona el basamento, unificando el perímetro edilicio y configurando con el retiro del bloque superior una galería que balconea al exterior, y que es ritmada por una serie de pilotis que sostienen la losa de coronamiento.

© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

TRANSFORMACIONES, INTERRUPCIONES Y ADICIONES

Durante la gestión del Intendente Luis Juez se gestionó, proyectó y construyó una pieza arquitectónica en metal que resolvió el medio de egreso para la población laboral instalada, cumpliendo así con las exigencias en materia de higiene y seguridad normadas en aquel entonces. El núcleo vertical, aunque distorsiona las proporciones del prisma rectangular del cuerpo administrativo, acierta en la elección de una tectónica que intenta desmaterializar este volumen ante la gravidez de la pieza original. Seria materia de otro articulo preguntarnos cuanto a veces estas normadas condiciones sobre objetos existentes que no fueron planificadas desde su inicio, irrumpen de manera inconveniente en términos compositivos con un resultado formal a veces no muy adecuado. Quizás sea justo cuestionar si en la actualidad el edificio resiste la población instalada, o encontrar un punto crítico en la falta de previsión de superficies de expansión del programa original.

Planta baja (Remodelaciómn 2007)
Planta baja (Remodelaciómn 2007)
© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

CONCLUSIÓN

La controversia que en su momento disparó la elección del proyecto de SEPRA para la opinión pública, el periodismo y algún sector de la política, refleja debates que la ciudad de Córdoba ha librado durante gran parte de su historia[11]. Esta pulsión que oscila entre el conservadurismo y el progresismo, y en términos propiamente arquitectónicos entre la tradición decimonónica entendida como la manera unívoca de respetar el carácter histórico de la ciudad, y propuestas mas vinculadas a las vanguardias que suponen un atentado contra este imaginario de identidad local, han delineado gran parte de este escenario de puja que trasluce en realidad, cuestiones que trasvasan el campo meramente disciplinar. Observando la producción de muchos de los edificios institucionales del período, entendemos que el llamado brutalismo posibilitó, en palabras de Liernur y Aliata: “…dobles y hasta triples alturas en los sitios donde las condiciones metropolitanas demandaron un salto dimensional significativo”[12]. Así entendemos que sin existir un manifiesto o dogma para la forma de lo público, el carácter del brutalismo en América Latina propicio una oportunidad para modernizar sus ciudades, a partir de sus instituciones tanto gubernamentales como escolares, sanitarias, etc. Como entiende Liernur: “…la del brutalismo constituía una salida tentadora para una condición de semi-desarrollo como la argentina, por cuanto al desplazar la atención de las premisas universales a las condiciones singulares permitía relativizar la necesidad de vanguardismos técnicos y de premisas de repetición, estimulando respuestas mas acordes con las limitadas posibilidades locales. De este modo el brutalismo parecía presentarse como un camino intermedio entre la renuncia regionalista y el eficienticismo internacionalista”.[13]

© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

La buena salud del material a la vista, en medios donde los presupuestos de mantenimiento para la obra pública son al menos ajustados, su nueva dimensión monumental, su expresividad tectónica, y cierta sensibilidad escultórica de sus elementos estructurales, dan una respuesta próxima al acierto de esta arquitectura en términos  de obra pública.

© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

Hoy el Palacio 6 de Julio es el testimonio de la armónica convivencia con sus vecinos historicistas, con el medular eje urbano del arroyo La Cañada y con el espacio del Paseo Sobremonte, constituyéndose en la actualidad como uno de los episodios urbanos más relevantes sumado a la Plaza Italia y la Plaza de la Intendencia. El Palacio Municipal renovó el paisaje urbano, construyendo desde su implantación, escala, y atención a las condiciones climáticas locales, el diálogo con los ecos de su historia próxima, y las conversaciones con un futuro por venir.

© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte
  • Arquitectos

  • Ubicación

    Avenida Marcelo T. de Alvear 120, Córdoba, Córdoba Province, Argentina, Argentina
  • Arquitectos a Cargo

    S. Sánchez Elía, F. Peralta Ramos, A. Agostini Arquitectos
  • Fechas Proyecto

    1953 (Proyecto); 1958-1961 (Construcción); 2005-2007 (escalera de emergencia y remodelación, proyecto de la Dir. de Arq. Municipal)
  • Textos

    Arq. Martín R. López (FAUD-UNC)
  • Agradecimientos

    Arq. Romina Antinori, Dirección de Arquitectura de la Municipalidad de Córdoba. Arq. Alejandro Cohen, FAUD-UNC.
  • Año Proyecto

    1958
  • Fotografías

    Arq. Gonzalo Viramonte, Cortesía de Esteban Guillermo Urdampilleta
© Arq. Gonzalo Viramonte
© Arq. Gonzalo Viramonte

  • [1] En el año 1938 se llamó a “Concurso Público de Planos” para la construcción del Palacio Municipal. El jurado integrado entre otros por Juan Kronfuss y Alfredo Villalonga, adjudico el primer premio al Arq. Francisco Squirru, en Segundo lugar el Arq. Salvador Godoy, y en tercer lugar al estudio SEPRA. Dicha obra no se llevo adelante pero 15 años más tarde este galardón alentó al estudio a presentarse en el nuevo llamado. Jurado, Miguel: Diez estudios argentinos: Estudio SEPRA. Arte Grafico Editorial Argentino S.A., Buenos Aires, 2008.
  • [2] Obra de los Arquitectos José A. Hortal y Salvador Godoy, obtenida por medio de concurso público en el año 1925. Schere, Rolando H.: Concursos 1825-2006. Edición SCA, Buenos Aires, 2008.
  • [3] El jurado estuvo integrado por el Intendente Municipal Manuel M. Federico; un delegado del MOP; un representante de Obras Publicas Municipales; un Profesor de la Escuela de Arquitectura; el Arq. La Padula y el Arq. Alfredo Casares como representantes de la SCA Cba. Ibídem.
  • [4] El Segundo premio fue otorgado al proyecto de los Arqs. J. L. Bacigalupo, A. L. Comastri, A. L. Guidali, J. O. Riopedre y H. Ugarte. Ibídem.
  • [5] Publicado en el Boletín Municipal, octubre de 1953, mensaje del Intendente M. M. Federico. Ibídem.
  • [6] El estudio adquirido por SEPRA era propiedad de Lyman O. Dudley. Liernur, Francisco: Trazas de futuro. Episodios de la cultura arquitectónica de la modernidad en América Latina. Ediciones UNL, Santa Fe, 2008.
  • [7] Ibídem.
  • [8] Entendemos brutalismo en arquitectura a las cualidades estéticas de aquellas obras caracterizadas por el papel expresivo de la estructura portante, la materialidad de los elementos de arquitectura y su infraestructura de servicios, afirmando la presencia volumétrica, tectonicidad y contundencia de la obra, pero despojada de toda voluntad académica de representación. Liernur, Jorge Francisco y Aliata, Fernando: Diccionario de Arquitectura en la Argentina, estilos, obras, biografías, instituciones, ciudades. Editorial AGEA, Buenos Aires, 2004.
  • [9]Según los autores estos apoyos son la evolución de las planteadas en el edificio de ENTEL, eliminando aquí el material sobrante en el nudo con el pórtico, y colocando unas columnas inclinadas que trabajan como tensores. Jurado, Miguel: Diez estudios argentinos. Op. Cit.
  • [10]Liernur, Jorge Francisco: Arquitectura en la Argentina del siglo XX. La construcción de la modernidad. Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, 2008.
  • [11] Trabajos como el realizado por Sebastián Malecki indagan con profundidad sobre las tensiones y debates tanto culturales como políticos que el proyecto de SEPRA provocó en el medio local. Véase Malecki, Sebastián: Tesis de Doctorado en Historia: La ciudad dislocada: Córdoba, 1947-1975. Modernización y radicalización en la cultura urbana y arquitectónica. En finalización, Facultad de Filosofía y Humanidades UNC. 
  • [12] Liernur, Jorge Francisco y Aliata, Fernando: Diccionario de Arquitectura en la Argentina. Op. Cit.
  • [13] Liernur, Jorge Francisco: Arquitectura en la Argentina del siglo XX. Op. Cit.

Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita: Karina Duque. "Clásicos de Arquitectura: Municipalidad de Córdoba / S.E.P.R.A." 13 ago 2014. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/625417/clasicos-de-arquitectura-municipalidad-de-cordoba-sepra>