ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Clásicos de Arquitectura: Edificio Plaza de Armas

Clásicos de Arquitectura: Edificio Plaza de Armas

Clásicos de Arquitectura: Edificio Plaza de Armas
Clásicos de Arquitectura: Edificio Plaza de Armas, © Usuario de Flickr: Santiago Nostálgico
© Usuario de Flickr: Santiago Nostálgico

En un comienzo, se contaba con un terreno de aproximadamente tres cuartos del que se usó finalmente. Sería un edificio de 12 pisos donde los 4 primeros, insertos en un volumen horizontal, estarían destinados a comercio, mientras que los niveles superiores, dispuestos en una torre vertical, serían destinados a vivienda.

En términos formales, el proyecto fue concebido por diferenciación de sus funciones;  el equipamiento-comercio y viviendas se materializaron en la idea de Placa-Torre, respectivamente, marcando un quiebre morfológico dentro de su contexto urbano, al no buscar una relación directa con las construcciones inmediatas. Hasta ese entonces, en el centro de Santiago los edificios se construían como un lleno, generando un único gran volumen, uniéndose con sus vecinos a través de fachada continua y una misma altura.

© Rodrigo Ferrer
© Rodrigo Ferrer

Los arquitectos decidieron jugar con la inserción de dos volúmenes en el sitio, haciendo que el edificio como total y a través de la disposición de estos volúmenes, respondiera a cada situación de un modo determinado, privilegiando el espacio en torno al volumen, siguiendo la lógica común del sistema de Torre-Placa del movimiento moderno. Esta decisión se adoptó ya que esta tipología modernista era la que mejor se adecuaba al sistema de manzanas pre-existentes. La torre aislada presentaba una esbeltez inédita, donde el espacio que giraba en torno a ella abría las vistas hacia el cielo y la geografía, renovando la imagen introvertida de la ciudad.

Cortesía de Macarena Guajardo
Cortesía de Macarena Guajardo

La Torre contiene las unidades residenciales, estableciéndose como el sector privado de la obra, abriéndose a las vistas, e incorporando, por ser una torre aislada, soluciones para un mayor confort dentro de las viviendas, como ventilación cruzada e iluminación natural. Por otra parte la placa, un único gran bloque que solo limita con otras construcciones por su sección este, se encuentra el sistema de galerías, albergando el comercio y canalizando los flujos peatonales de la ciudad. Esta permite el acceso al interior del edificio sin un previo reconocimiento de él, integrándose a la red de galerías del centro, manteniendo fluidez y continuidad en sus recorridos. Es así como se logra delimitar la manzana y generar continuidad a nivel del peatón, permitiendo la liberación de los elementos en altura.

Cortesía de Macarena Guajardo
Cortesía de Macarena Guajardo

El espacio comprendido entre ambos volúmenes se planteó como una terraza en la que, dada su amplitud producto de la ampliación del terreno, se propuso la construcción de una cafetería. Ésta estaría conformada por una serie de planos horizontales y verticales que flotan sobre la placa,entrelazándose, separándose y desplazándose, demarcando espacios sin cerrarlos. Sin embargo, esta sección nunca se llevó a cabo, dejando la superficie de la terraza sin uso desde muy temprano.

© Felipe Camus
© Felipe Camus

Las persianas, que originalmente fueron pensadas con perfiles de aluminio, terminaron siendo de madera. Éstas le entregan un orden a la fachada, pero a la vez, un cierto movimiento, lo que finalmente, teniendo en cuenta las dificultades que conlleva el mantenimiento de la madera en exteriores, terminaron, con el paso de los años, por entregarle al edificio una imagen bastante deteriorada.

Entre el anteproyecto original y el edificio construido se pueden notar ciertas diferencias, como el cambio de las materialidades, debido a que se modificaron las dimensiones del terreno y por temas económicos. En un comienzo se planteó una estructura de acero, que sería financiada gracias al aporte de la Compañía de Aceros del Pacífico (C.A.P), sin embargo, tuvo que hacerse de concreto porque la C.A.P se retiró cuando el proyecto estaba resuelto.

Cita: Karina Duque. "Clásicos de Arquitectura: Edificio Plaza de Armas" 15 may 2012. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/750526/clasicos-de-arquitectura-edificio-plaza-de-armas>
Leer comentarios