ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Cine y Arquitectura: "Flash Gordon" (1980)

Cine y Arquitectura: "Flash Gordon" (1980)

Cine y Arquitectura: "Flash Gordon" (1980)
Cine y Arquitectura: "Flash Gordon" (1980)

El cómic y el mundo del cine, como medios gráficos, se han nutrido mutuamente a lo largo del tiempo, incluso mucho antes siquiera de la obsesión contemporánea por el cine de superhéroes. Una de las más antiguas es Flash Gordon, historieta por entregas dominicales creada por Alex Raymond en la década de los años 30's del siglo pasado. Influencia directa de los relatos de Julio Verne y el personaje John Carter del escritor Edgar Rice Burroughs, desarrolla dentro de sus viñetas mundos fantásticos plagados de arquitecturas imposibles, que en las décadas venideras se volverían referentes claros en la edad de oro de la ciencia ficción dentro del cine.

Las ambientaciones dentro de la historieta seguían dos claras vertientes: por un lado transportar al lector hacia una aventura claramente espacial, con tecnologías e inventos imposibles; y por otro, evocar estructuras y paisajes terrestres históricos con los cuales sentirse identificado. Con el objetivo de crear escenarios exóticos y misteriosos, Alex Raymond combinó las culturas asiáticas (en aquel entonces poco conocidas por el mundo occidental) con la arquitectura de vanguardia, teniendo como resultado un estilo barroco pero ecléctico.

Por sus múltiples viñetas desfilaron estilos llenos de detalles como el art déco, el expresionismo alemán y los trabajos más vanguardistas de la escuela Bauhaus, los cuales se fueron adaptando a las múltiples décadas en las cuales se desarrolló el cómic, desde una etapa inocente y kitsch hasta una casi palpable en el periodo de posguerra.

Toda esta creatividad conjunta debía respaldar que una nueva adaptación de Flash Gordon al cine fuese un éxito tan solo por la calidad de sus ambientaciones. La entrega de 1980 por parte de Dino de Laurentis optó por un look excesivamente fiel a las viñetas de las que proviene. Colorista y barroca, encasillaron a la película más como una caricatura que como un retrato realista. Para la época de la cinta, todos aquellos elementos que alguna vez fueron vanguardia se encontraban en un claro anacronismo. Este hecho provoco que gran parte del público viese como poco innovadora y atrayente a la cinta. En plena “Nueva ola” de la ciencia ficción donde cintas como “2001: A Space Odyssey” o “Star Wars” mostraban entornos preciosistas y casi palpables, Flash Gordon era una parodia de sí mismo.

Mirarla de forma contemporánea para su apreciación, exige asumir una actitud ingenua pero a la vez encantadora, como si leyésemos un cuento de nuestra niñez. Sus decorados actúan como los de una escenografía de una obra de teatro, donde el espectador debe suspender su credulidad y llenar con su imaginación los huecos en ella.

A favor de la cinta podemos recalcar que la mayoría de los escenarios no son producto de efectos especiales sino que se trata de decorados en sitio y en escala real. Todos ellos reflejan una apariencia de magnificencia y lujo. Se trata de espacios muy amplios y de gran altura, con superficies brillantes y bien diferenciados entre cada una de las culturas que se nos presentan. Resuelve el reto de llevar a la pantalla construcciones sólidas y tridimensionales, tectónicas y palpables que, a diferencia de las viñetas, se encuentran afectadas por la gravedad.

La civilización alienígena dentro del filme es claramente una sociedad posmoderna. Su imagen tecnológica, casi mágica, se combina con una multiplicidad de referentes históricos para crear una identidad reconocible pero a la vez innovadora. Sus espacios son claramente sociales, lugares de adoración de una figura divina encarnada en su cruel gobernante. Su escala refleja su poder. Es una civilización mecanizada en un juego de guerra para el entretenimiento de su emperador.

El Fallo de la Adaptación

Se dice que en el mundo del cine, todo tiene relación con “Star Wars”, e irónicamente George Lucas antes de dirigir la primera cinta de su emblemática saga tenía pensado realizar la adaptación de Flash Gordon. Sin embargo sus planes se vieron frustrados ante la negativa de Dino De Laurentis, quien tenía además de los derechos del personaje la intención de llevar a la pantalla su propia visión.

Para ello contrato al director Nicolas Roeg, quien tras un año de trabajo en el guión, creo una visión metafísica y mesiánica del personaje. Para De Laurentis aquello se alejaba totalmente del espíritu original de los comics, por lo que tras serias discusiones Roeg abandono el proyecto. Tras un largo periodo de preproducción con un equipo que no lograba coordinar un guión convincente, De Laurentis recurrió al director Mike Hodges, quien se enfrentó a un rodaje duro pues la cinta carecía de estructura y apostaba su éxito a los muy elaborados y extravagantes decorados y vestuarios. Cada parte del elenco y del equipo de trabajo tenía una idea de la película que no coincidía con las demás.

Pero el mayor responsable de su fracaso fue precisamente George Lucas, quien tres años antes había sorprendido al mundo con una película de ciencia.

ESCENAS CLAVE

1. El Cliché del Científico Loco

Para enfatizar el carácter excéntrico del Dr. Zarkov la imagen de su laboratorio bebe de las cintas de ciencia ficción más clásicas, un hogar oscurecido en el medio de un terreno inhóspito. 

2. Ficción Autoparódica

La cinta busco ser una copia al carbón de las historietas de las que provenía, adoptando un estilo colorista y barroco que la encasillaron más como una adaptación caricaturesca.

3. Eclecticismo Futurista

El palacio de Ming pertenece a las utopías posmodernas. Sus grandes torres combinan el constructivismo ruso y el art déco con rasgos históricos así como con tecnologías imposibles. 

4. Escala y Monumentalidad

Los decorados de la película transmiten magnificencia y lujo. Sus espacios son de gran amplitud y altura, que buscan intimidar al espectador y reflejar el poder de su emperador.

5. Multiculturalidad Espacial

Los vestuarios de las diferentes razas que habitan Mongo combinan rasgos históricos terrestres con elementos futuristas, obsesionados por crear un ambiente exótico y misterioso.

6. Influencia Oriental

Pese a la multiculturalidad, los decorados y vestuarios poseen una predominancia asiática, la cual refleja el interés del comic por mostrar una civilización con una gran profundidad histórica.

7. Frialdad y Lógica del Modernismo

Los centros tecnológicos de Ming poseen una ambientación moderna donde predomina un carácter frío y monocromático, así como un uso lógico de las formas en los decorados.

8. Influencia de la Época de Oro

Aun en plena “Nueva Ola” de la ciencia ficción, la tecnología dentro de la cinta es un reflejo claro de la época clásica, llena de clichés y la figura del científico loco.

9. Tono Oscuro y Sadomasoquista 

La crueldad de Ming es mostrada a modo de terribles castigos y torturas. Ciertos vestuarios hacen referencia a la imagen de verdugos medievales y la figura emblemática de una dominatrix.

10. La Ciudad que se Opone a la Gravedad

Sky City es el hogar de los hombres halcón. Su reino flotante exhibe ligereza en sus grandes torres y cúpulas donde predominan los tonos plateados y el uso de cristal.

11. Influencias Históricas Terrestres

Los decorados interiores combinan el estilo de las películas espaciales clásicas con rasgos de la cultura romana. Una arena de gladiadores yace ingrávida como elemento principal. 

12. Catedrales de Otros Mundos

En un acercamiento, las estructuras dentro de Sky City exhiben un posmodernismo histórico que combina las proporciones de una catedral con el art déco y el high tech de prefabricados.

FICHA TÉCNICA

Fecha de Estreno: 1 de Abril 1980
Duración: 111 min.
Género: Aventura / Ciencia Ficción
Director: Mike Hodges
Guión: Lorenzo Semple Jr.
Fotografía: Gilbert Taylor
Adaptación: Flash Gordon, historieta

SINOPSIS

Flash es un jugador de fútbol americano que en compañía de la hermosa Dale Arden, regresa a la ciudad de New York después de unas largas vacaciones. El avión donde viajan se estrella en extrañas condiciones y llegan al laboratorio del excéntrico científico ruso Hans Zarkov, convirtiéndose en pasajeros involuntarios hacia el planeta Mongo.

Al llegar a dicho planeta, Flash y compañía conocen al malévolo emperador Ming, quien en sus planes de conquista esta atacar a la tierra con terribles desastres naturales. Flash deberá embarcarse en una cruzada espacial donde se juega el destino de la humanidad.

Cita: Rafael Altamirano. "Cine y Arquitectura: "Flash Gordon" (1980)" 22 ago 2015. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/772118/cine-y-arquitectura-flash-gordon-1980>