ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Museo
  4. Brasil
  5. Gustavo Penna Arquiteto e Associados
  6. 2015
  7. Museo de Congonhas / Gustavo Penna Arquiteto e Associados

Museo de Congonhas / Gustavo Penna Arquiteto e Associados

  • 15:00 - 15 Febrero, 2016
  • Traducido por Lorena Quintana
Museo de Congonhas / Gustavo Penna Arquiteto e Associados
Museo de Congonhas / Gustavo Penna Arquiteto e Associados, © Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti

© Leonardo Finotti © Leonardo Finotti © Leonardo Finotti © Leonardo Finotti + 14

  • Arquitectos

  • Ubicación

    Congonhas, Congonhas - MG, Brasil
  • Arquitectura

    Gustavo Penna, Laura Penna, Norberto Bambozzi, Alice Leite Flores, Ana Isabel de Sá, Eduardo Magalhães, Fernanda Tolentino, Gabriel de Souza, Henrique Neves, Ivan Rimsa, Julia Lins, Juliana Couri, Laura Caram, Letícia Carneiro, Naiara Costa, Natalia Ponciano, Oded Stahl, Patrícia Gonçalves, Paula Salum, Raquel Resende
  • Área

    3625.0 m2
  • Año de Proyecto

    2015
  • Fotografias

© Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti

Descripción de los arquitectos. El museo está ubicado en la pendiente natural del terreno del santuario, y, a pesar de que representa un contraste debido a sus líneas contemporáneas, no le quita el protagonismo a todo el ambiente secular. Por el contrario, se pensó en una forma para "dialogar" con el terreno en el que se ha construido, como un encuentro de pasado y presente, que garantiza la preservación de la historia para el futuro.

Este diálogo con el terreno donde se inserta el proyecto y también a la gente a la que se destina es una de las principales características de los diseños de Gustavo Penna. Específicamente hablando, cuando se trata de este museo, el concepto va más allá de eso. Debido a que el sitio está en la lista de Patrimonio Mundial y porque tiene una vocación ritual, la implementación de un edificio contemporáneo que está rodeado de edificaciones del siglo 18 debe, incluso más que en otros casos, respetar la topografía - una que nos lleva al principio barroco de "búsqueda de los cielos", ya que se encuentra en la cima de una cuesta - y para hacer reverencia a la simbología de su entorno.

Site Plan
Site Plan

A pesar de ser contemporánea, la arquitectura del museo armoniza con el lenguaje que ha estado presente en ese sitio durante siglos, a través de algunas de las características del proyecto: una implantación neutral, que no compite volumétricamente con el complejo arquitectónico principal: el 'ritmo' del edificio, con sus aberturas, proporciones, y alineaciones en escala similar al del resto del complejo; la inmensa base construida en piedra, que es mucho más peculiar de la época en que el santuario fue construido, mediante el uso de piedras que están naturalmente presentes en esa región, por lo que no se sienten "extrañas" al entorno; la porción superior más ligera y fluida y las paredes encaladas y pintadas con pintura mineral - la misma utilizada en la remodelación de las capillas Pasos de Cristo y de la propia iglesia principal, tal como fue aprobado por el Iphan; la larga y suave curvatura de la construcción, que "se esparce sobre la pendiente, en una forma cóncava que hace eco de la forma ovalada de la ruta de peregrinación justo debajo, como si ambos encajaran entre sí", en palabras de Gustavo Penna.

En 3.500 m² de área construida, el museo está dividido en tres plantas. En la planta principal, hay una sala de recepción y sala de exposición permanente, compuesta por cuatro espacios más pequeños: una sala introductoria, el pasillo de exposición, la sala de exposiciones, una tienda de regalos y una cafetería. En el nivel inferior, hay un pasillo y un acceso a la zona de exposición permanente y temporal, y también a la biblioteca y área de documentación (que consolidará el museo como un centro de referencia para el barroco brasileño) y al área administrativa. También hay un anfiteatro abierto. Y, por último, en el nivel subterráneo, se encuentra el Centro de Referencia para el barroco, un taller para el trabajo relacionado con la piedra.

© Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti

"Otro aspecto de suma importancia para mí es que todo esto está al lado de los Doce Profetas, la obra maestra de Aleijadinho, el artista más grande en la historia de todas las Américas. Y también allí con las seis capillas que describen la Pasión, que son una maravilla. Nuestro diseño tenía que ser atemporal, a pesar de que también es testigo de su propio tiempo y se enorgullece de exponer su poesía, respeto y equilibrio. La arquitectura del Museo de Congonhas se siente suficientemente segura para trazar el camino de bondad, respeto, y conciencia por el santuario Bom Jesus de Matosinhos", describe Penna.

"El museo quiere alabar el eje simbólico que une los diferentes planos de lo sagrado, la memoria y la vida cotidiana. Quisimos establecer un vínculo, una asociación con los motivos simbólicos, con el fin de preservar la jerarquía preexistente, la consistencia y la solidez de la colección histórica y artística, al reafirmar y garantizar todo este patrimonio", añade la coordinadora del proyecto y arquitecto Laura Penna.

© Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti

El interior del museo está hecho de espacios fluidos. "Limpio, blanco, claro, no se fragmenta en absoluto. Es barroco en sí traducido por la contemporaneidad, donde no hay ruptura, sino una curva, un camino al cielo", explica Gustavo Penna. En los espacios del museo, las soluciones arquitectónicas estaban dirigidas a ofrecer la mayor cantidad de recursos de iluminación como fuese posible, con el fin de hacer más flexible y enriquecer las posibilidades para la creación de escenarios museográficos. A través de los ejes de las paredes secas de la sala de exposición permanente, y por medio de características e implementos en el suelo de los alrededores, es posible llegar a cualquier arreglo museográfico.

© Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti

La Colección

Si la arquitectura del Museo de Congonhas imita su entorno, integrando el edificio en el patrimonio preexistente, en el interior la colección es la representación de la ciudad y lo que la formó: la fe, la devoción, la obra y la figura de Aleijadinho, y Congonhas en sí, con sus características étnicas, históricas y culturales. "El museo retrata la ciudad en sus dimensiones como una obra de arte, un lugar sagrado, una representación de la herencia y una demostración de la fe, a través de la exposición de los ex-votos y la documentación, las películas, las publicaciones y el estudio de las reproducciones de los Doce Profetas, con el fin de preservarlos como una marca del arte barroco", dice Sérgio Rodrigo Reis, presidente de la Fundación Municipal de Cultura, Ocio y Turismo (Fundação Municipal de Cultura, Lazer e Turismo – Fumcult), quien va a ser responsable de la administración del museo. "Congonhas inaugura en Brasil el concepto de un 'museo de sitio', es decir, uno que fue construido para mejorar la comprensión del lugar donde se encuentra."

Section AA
Section AA

La exposición permanente se compone de 342 ex-votos que datan de los siglos 18 al 20, de la colección privada de Márcia de Moura Castro, adquirida por el Iphan en 2011. A partir de las piezas, es posible no sólo comprender mejor el proceso íntegro de la devoción y la fe, sino también la riqueza cultural de su simbolismo. Además, hay un gusto genuino entre los ex-votos en términos de ofrendas: una pintura, realizada en un tablero de madera en el siglo 19 por Euclásio Ventura, que es la única imagen conocida de Aleijadinho. Fue declarado desaparecido en Congonhas en 1910, pero fue comprado por un coleccionista después y luego devuelto al gobierno de Minas Gerais. Hace un año, el museo comenzó a negociar - con éxito - el retorno de la pieza a Congonhas.

Otra colección importante es la biblioteca de referencia consolidada sobre los temas de fe, devoción, la obra de Aleijadinho y sobre la historia y la cultura de Congonhas. Se compone de alrededor de 4.000 libros y 3.000 recortes de periódico, adquiridos de bibliotecas privadas, de bibliotecas de la ciudad seleccionadas y también de la Unesco y del Iphan. Incluso en la tienda de regalos, la cultura de Congonhas está presente: desde que se convirtió en el líder de Fumcult, Sérgio Reis ha involucrado a toda la comunidad en el proceso de implantación del museo, a través del "rescate de la declaración de fe". Eso significa que los artesanos locales que producen las cruces tradicionales de Santa Cruz (hechas en papel crepé y por lo general colgadas en el exterior de las casas), los rosarios hechos de perlas de Job, las alfombras hechas de sal, serrín y esteatita y la decoración de los andores de las procesiones verán su trabajo en venta a los visitantes como souvenirs.

© Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti

La apertura del Museo de Congonhas también dará visibilidad a las acciones que se han implementado previamente en el santuario Bom Jesus de Matosinhos, al igual que la iluminación teatral de los Doce Profetas y las capillas que representan la Pasión; la primera aplicación en Brasil para una visita virtual a una ciudad (y al santuario interior, a través de la página web www.eravirtual.org); otra aplicación con una guía de audio que puede ser descargada por un visitante en su teléfono y hace a toda la información disponible al visitar el santuario; actuaciones acústicas en el anfiteatro del museo (con 100 asientos), con la intención de redescubrir la música colonial de Minas; y el lanzamiento de tres publicaciones (uno que abarca la colección del museo y otros dos sobre Congonhas).

Otra de las acciones, una más delicada, se refiere a la reproducción de los doce profetas de Aleijadinho, que se están deteriorando lentamente debido al clima. El museo tiene un equipo de investigación que ha estado estudiando la reproducción de las figuras a través de dos procesos: el primero (que ya ha sido usado para replicar dos de ellos, utilizando una resina de esteatita) es uno de alta tecnología y consiste en escanear las estatuas para su reproducción posterior. El segundo proceso es un estudio que incluyó moldes de los trabajos, realizados en la década de 1960 (como Rodin solía hacer) para ver si su reproducción sería posible.

© Leonardo Finotti
© Leonardo Finotti
Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita: "Museo de Congonhas / Gustavo Penna Arquiteto e Associados" [Museu de Congonhas / Gustavo Penna Arquiteto e Associados] 15 feb 2016. ArchDaily Perú. (Trad. Quintana, Lorena) Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/781726/museo-de-congonhas-gustavo-penna-arquiteto-e-associados>