ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Por qué el aburrimiento es la clave para un buen diseño

Por qué el aburrimiento es la clave para un buen diseño

Por qué el aburrimiento es la clave para un buen diseño
Por qué el aburrimiento es la clave para un buen diseño, © Flickr User: nseika, bajo licencia CC BY 2.0 (cropped)
© Flickr User: nseika, bajo licencia CC BY 2.0 (cropped)

Este artículo de Rosanne Somerson, presidente de la Escuela de Diseño de Rhode Island, fue originalmente publicado por Metropolis Magazine bajo el título "Necesitamos más aburrimiento en nuestras vidas".

Cuando le enseñaba a estudiantes de diseño de muebles, les asignaba un problema abstracto que les obligaba a sentarse en el estudio y extraer a través de asociación libre durante un largo periodo de tiempo sin levantarse de sus asientos. Después de unos 45 minutos, la mayoría de los estudiantes comenzarían a retorcerse y sentirse incómodos. Si no hubieran estado en mi clase, probablemente se habrían levantado, revisado su correo electrónico, conectado en línea, o encontrado otras distracciones. Pero yo los incentivé a empujar a través de la incomodidad, ya que, después de muchos años de llevar a cabo el mismo ejercicio, había aprendido que justo después de la etapa de "retorcimiento", algo increíble sucede. A menudo, una dirección totalmente nueva surgiría para su trabajo, algo completamente desconocido e inesperado.

¿Qué había en esos momentos incómodos que desataron su creatividad? ¿Era algo mágico o misterioso? Difícil. Creo que era el aburrimiento, puro y simple, algo que todos nosotros (los artistas, y diseñadores en particular) necesitamos más en nuestras vidas.

Cuando las mentes curiosas se les da suficiente tiempo, espacio y libertad, la imaginación tiene espacio para moverse. Todos albergamos imaginación, pero la mayoría de los adultos están entrenados para frenarla, tanto es así que se queda dormida. Por lo que tenemos que darle tiempo y espacio para despertarla.

En nuestra vidas digitalmente determinadas, cuando cada momento se contabiliza y la distracción se encuentra a la distancia de tan solo un toque en el iPhone, ¿dónde encontramos el espacio para que la imaginación florezca y las ideas se filtren? En un momento donde nuestra cultura celebra el pensamiento innovador, inventivo, tenemos que trabajar más duro en hacer nada, para fomentar los momentos clave que nos llevan en nuevas direcciones, que crean sistemas y estructuras potenciadas, y mejoran la calidad de nuestra vida cotidiana.

En el mundo actual, el aburrimiento es casi una mala palabra, un concepto desterrado de nuestras vidas por los horarios de trabajo constante y las opciones de entretenimiento sin acabar. La distracción es más fácil que nunca de encontrar y más difícil que nunca de resistir. Pero hasta que la empujemos hacia atrás y evitemos ser absorbidos por el vacío del consumo de medios de comunicación sin sentido, vamos a desanimar a nuestras mentes sobre expuestas a permitirles la creatividad y el descubrimiento. Ser creativo duele. Cansa a nuestro cerebro. Se requiere un trabajo duro. Ser creativo no es sólo abrir un grifo y ver las ideas brotar. Para muchos de nosotros es más como la apertura de una vena. Los artistas y los diseñadores hacen descubrimientos de maneras inesperadas. Una gran cantidad de personas que buscan innovar o descubrir nuevos conocimientos realizan una pregunta específica o plantean un problema y trabajan para encontrar respuestas. Pero los artistas y diseñadores han encontrado que los verdaderos avances resultan cuando conducen la investigación en un nuevo camino. Cuestionan la pregunta. Y voluntariamente tropiezan con lo desconocido.

Esta inversión de una metodología más estándar está en el centro del pensamiento del arte y diseño. Lo llamo "decisiones críticas" en lugar de "pensamiento de diseño", un tipo de innovación y creación de conocimiento que emerge desde el reino entre el pensar y el hacer. A través de su trabajo, artistas y diseñadores perfeccionan la habilidad de cuestionamiento radical y desarrollan su percepción, imaginación y destreza. Muestran que el hacer puede ser una forma nueva y poderosa de pensar, una forma de conceptualizar nuevas ideas de manera expansiva, elástica, no lineal y que puede ver más allá de las divisiones perceptivas y cognitivas tradicionales. Reconocen invisibles patrones, relaciones y formas de orden. Ellos hábilmente desarman, combinan y recombinan conceptos, materiales y métodos. Ellos cómodamente prosperan en medio de la incertidumbre.

Y que valoran tanto el proceso como el fracaso. Esto agudiza la intuición, la empatía y la comprensión. Para ellos, el fracaso no es un punto de parada, sino más bien una llamada a una nueva evaluación, a cavar más profundo, de llegar a una pregunta desde una nueva perspectiva. Cuando falla una idea en un primer momento, los propios materiales pueden sugerir caminos alternativos. Y los procesos pueden llevarlos en nuevas direcciones. Con estos conocimientos y habilidades, artistas y diseñadores humanizan preguntas y respuestas, problemas y soluciones. Más que la mayoría, ellos entienden "la experiencia centrada en el usuario", o simplemente, la experiencia humana.

Después, cuando discutimos el ejercicio de dibujo secuenciado con mis alumnos, llegamos a la conclusión de que cuando las personas creativas están aburridas e incómodas, su imaginación tiende a colocarlos en un territorio completamente nuevo. Pero los estudiantes también dijeron que seguir a su imaginación en estos espacios desconocidos podría ser inquietante. Nuestra inclinación natural es dar marcha atrás y permanecer conectado a tierra en lo que conocemos. Pero ese empuje que lo atraviesa puede ser ese pequeño "ajá", algo que nuestros ex alumnos todavía se refieren como lo que les enseñó de manera más precisa la forma de mantener y fomentar avances creativos.

Durante años de enseñanza, he visto a los estudiantes volverse menos capaces de sostener ese momento aburrido e incómodo durante períodos prolongados de tiempo. A medida que el ritmo diario de nuestras vidas ha cambiado y mientras las "interferencias" de la tecnología aumentan, somos más propensos a consultar nuestras cuentas de Instagram o hacer un poco de compras en línea en lugar de sentarse a través de un aburrimiento intencional.

Las señales recientes de personas que optan por ponerse a través de la "desintoxicación de la tecnología" ofrece la esperanza de un resurgimiento del aburrimiento. El movimiento ascendente de estar atento y un aumento en la práctica de la meditación, ambos apuntan a una creciente conciencia de lo que la mente humana necesita para funcionar mejor.

Algún día, cuando usted reflexione sobre su vida, ¿Recordará el tiempo que pasó en Facebook o navegando por la web? ¿O vas a pensar en el momento en que una chispa creativa puso en marcha una nueva idea? ¿Haz llenado tu tiempo observando el contenido de otras personas? ¿O vas a haber participado activamente en la creación del tuyo propio?

Quizás es el momento de prestar más atención a permitir que nosotros mismos no prestemos atención. Tal vez hoy es el momento perfecto para traer de vuelta el aburrimiento.

Rosanne Somerson es el presidente de la Escuela de Diseño de Rhode Island. Ella fundó el departamento de diseño de muebles de la escuela en 1995 y sigue manteniendo su propio estudio, donde diseña y fabrica muebles.

Cita: Somerson, Rosanne. "Por qué el aburrimiento es la clave para un buen diseño" [Why Boredom is the Key to Good Design] 09 jul 2016. ArchDaily Perú. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/790997/porque-el-aburrimiento-es-la-clave-para-un-buen-diseno>