ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Cómo ser profesor de arquitectura con menos de 30 sin morir en el intento

Cómo ser profesor de arquitectura con menos de 30 sin morir en el intento

  • 13:00 - 10 Agosto, 2016
  • por Manuel Saga
Cómo ser profesor de arquitectura con menos de 30 sin morir en el intento
Cómo ser profesor de arquitectura con menos de 30 sin morir en el intento, © Estudiantes de arquitectura. Imagen por Tulane Public Relations licensed under CC-BY-2.0
© Estudiantes de arquitectura. Imagen por Tulane Public Relations licensed under CC-BY-2.0

En este artículo publicado originalmente en el Blog de Arquitectura Fundación Arquia, el autor  nos habla de la importante labor de incorporar profesores jóvenes en nuestras escuelas de arquitectura. Es fundamental que la vía académica se convierta en una opción real con un valor comparable al del 'gran arquitecto proyectista' especialmente considerando la crisis actual de nuestra industria. 

Cada año, Forbes publica la lista '30 under 30', en la cual se resaltan a los 'jóvenes emprendedores, líderes creativos y estrellas más brillantes' del momento. Según MIT News, al menos 25 integrantes de la lista de 2016 son egresados de esta prestigiosa universidad. De ellos, más de cinco son asistentes graduados o post-doctorales con responsabilidades docentes. Ninguno es arquitecto.

Sinceramente, no me extraña en absoluto. Nos resulta fácil imaginar a un exitoso broker de Wall Street sin canas que peinar pero no a un arquitecto de éxito merecido. La arquitectura es un saber complejo y profundo; los grandes maestros del siglo XX son recordados como personas de edad avanzada y saber reposado. Con menos de treinta somos apenas aprendices, exploradores a veces, innovadores incluso, pero carentes de esa visión holística que sólo los años proporcionan. ¿Cómo demonios vamos a ser profesores de nada?

No me malinterpreten. Creo que hoy en día es más necesaria que nunca la integración de profesores jóvenes en nuestras escuelas de arquitectura. Además de la creciente diversificación de nuestra disciplina, la crisis en nuestro sector ha provocado que la vía académica se convierta en una opción real con un valor comparable al del “gran arquitecto proyectista”. Un arquitecto que construya su trayectoria como investigador o divulgador se encontrará con la docencia de forma inevitable y con mayor rapidez. ¿Cómo enfrentar este reto?

© Estudiantes de arquitectura del paisaje en SLU, Alnarp. Imagen por Julio Gonzalez, SLU  licensed under CC BY-SA 3.0
© Estudiantes de arquitectura del paisaje en SLU, Alnarp. Imagen por Julio Gonzalez, SLU licensed under CC BY-SA 3.0

En primer lugar recomiendo un acto de libertad: dejar de lado el chip de maestro y adoptar el de facilitador. El diseño de programas y planes docentes resulta toda una aventura cuando se piensa como una comunicación de doble sentido en la que el profesor facilita técnicas para que el estudiante genere su propio conocimiento, que el profesor recibe de vuelta.

La expresión gráfica quizás sea el mejor ejemplo de ello, una materia en la que el docente espera que gracias a unos instrumentos básicos, pero precisos, su estudiante le sorprenda con un ejercicio de rigor absoluto. Un profesor sorprendido es un profesor satisfecho.

© Bosquejos de retretes de Leonardo Da Vinci extraídos del "Figura Humana del Renacimiento". Imagen por Leonardo da Vinci licensed under public domain
© Bosquejos de retretes de Leonardo Da Vinci extraídos del "Figura Humana del Renacimiento". Imagen por Leonardo da Vinci licensed under public domain

Por otro lado, creo que es clave comenzar desde un área especializada que nos permita transmitir conocimiento al tiempo que seguimos madurando. En este sentido, ser profesor de retretes durante doce años como Sáenz de Oiza puede significar una opción tan atractiva como sabia. ¿Quién ha dicho que el ritual de ir al excusado no contiene en sí mismo todo el saber de la arquitectura? Este tipo de comienzos facilitan llegar a la diversidad desde un origen riguroso, un ancla que no nos deje a la deriva antes de tiempo.

Por último, para ser profesor de arquitectura no sólo hay que ser buen arquitecto, sobre todo hay que ser buen estudiante. Enseñar a ser estudiante, a aprender de forma independiente e innovadora, ese es el verdadero aporte de un docente. Ojalá todos fuéramos maestros de los de antes y nuestras frases ilustres resonaran a través de los tiempos; pero, mientras no sea así, toca hacer un ejercicio de humildad y enseñar sin dejar nunca de aprender.

Como si siempre tuviéramos menos de treinta.

Cita: Manuel Saga. "Cómo ser profesor de arquitectura con menos de 30 sin morir en el intento" 10 ago 2016. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/793102/como-ser-profesor-de-arquitectura-con-menos-de-30-sin-morir-en-el-intento>
Leer comentarios