ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. 11 maneras de convertirse en un mejor arquitecto (sin hacer arquitectura)

11 maneras de convertirse en un mejor arquitecto (sin hacer arquitectura)

11 maneras de convertirse en un mejor arquitecto (sin hacer arquitectura)
11 maneras de convertirse en un mejor arquitecto (sin hacer arquitectura), © Ariana Zilliacus
© Ariana Zilliacus

Los arquitectos a menudo son conocidos por tener un mal equilibrio entre su vida personal y su trabajo, una gran cantidad de estrés y poco tiempo libre. ¿Cómo te puedes tomar tiempo libre mientras sigues mejorando tus habilidades como arquitecto? ¿Cómo podría el tiempo libre incluso entregarte ventajas extra para tu trabajo? En comparación con otros campos, la arquitectura se destaca como un campo en el que es necesario "saber un poco de todo", y con el fin de cumplir con este requerimiento, también tenemos que hacer de todo un poco. Así que con esto en mente, a continuación encontrarás las 11 actividades que si bien no son arquitectónicas, podrán hacer de tí un mejor arquitecto.

1. Jugar videojuegos

Los desarrolladores de videojuegos tienen rienda suelta al imaginar y diseñar paisajes urbanos y otros espacios que enmarcan el universo virtual. Tales experiencias espaciales no se pueden realizar en nuestro mundo físico, pero pueden proporcionar una nueva perspectiva sobre las posibles relaciones entre nuestros cuerpos y nuestro entorno. Pueden ir muy lejos al momento de desafiar tu resolución de problemas espaciales, sobre todo cuando la realidad virtual realmente está surgiendo y se está conviertiendo en una herramienta habitual en todas las empresas de arquitectura.

2. Leer ficción

La ficción es posiblemente la forma más fácil en la que los humanos se pueden situar en los zapatos de otro. Como arquitectos, esto es una gran herramienta para solidarizar con diferentes puntos de vista de la sociedad, así como comprender experiencias espaciales subjetivas y las emociones ligadas a ellas. Un gran ejemplo es "El Paciente Inglés" de Michael Ondaatje, una novela con personajes de una variedad de niveles socioeconómicos y culturales con recuerdos fuertemente ligados a los espacios. A los arquitectos a veces se les acusa de tener poca comprensión de la gente, una cuestión que la ficción podría ayudar a resolver.

3. Ver charlas TED

Un arquitecto fundó TED, sin embargo, no es por eso que está en la lista. Como arquitectos, necesitamos saber cómo defender nuestros proyectos e ideas, por lo que el conocimiento de la retórica es una parte esencial de la profesión. Los expositores de TED saben cómo construir un argumento interesante dentro de un período relativamente corto de tiempo, por lo que es a la vez entretenido y educativo para mirar. La amplia variedad de temas que se ofrecen también, sin duda, ayudará a construir esa amplia base de conocimientos que es crucial para la práctica arquitectónica. Para empezar, echa un vistazo a las 10 charlas TED no-arquitectónicas más inspiracionales para arquitectos.

© Ariana Zilliacus
© Ariana Zilliacus

4. Actividad física

La actividad física consistente ha sido probada que reduce el estrés, algo que la mayoría de los arquitectos tienen en cantidades excesivas. No sólo va a mejorar tu flujo de trabajo, sino que también servirá como una ruptura productiva cuando se necesita un tiempo lejos de la mesa de dibujo (o pantalla de ordenador), ya que los estudios han demostrado que caminar realmente mejora la creatividad. [1] Es importante mantener un equilibrio entre vida y trabajo en una industria que a menudo requiere largas horas, especialmente cuando muchas de esas horas se gastan doblado sobre un ordenador portátil con una mala postura en una silla incómoda. Un cuerpo sano hará que esas horas sean más agradables y te sentirás menos cansado al final de las mismas.

5. Desarmar cosas

Cuando experimentamos estrés, frustración y decepción, muchos de nosotros sentimos un impulso primario por destruir los objetos de resentimiento que nos rodean: ese computador portátil que está ralentizando el proceso de trabajo, o aquella bombilla con un parpadeo molesto que te está dando un dolor de cabeza . La mayoría de nosotros, de manera bastante razonable, resistimos este impulso; no serías un compañero de trabajo muy popular si lanzas tu ordenador a través de la habitación cada vez que se para. Sin embargo, hay una cierta satisfacción que se deriva a partir de desmontar cosas, una vez que ya están rotos o ya no se utilizan. Más importante es la comprensión de cómo los objetos se arman y funcionan. Aunque los teléfonos y las tostadoras no están en la misma escala que los edificios, hay algo que aprender de los detalles de montaje. En el futuro, cuando la impresora 3D o los anteojos de realidad virtual no estén cooperando, podrás ser un valioso activo para tu empresa.

6. Pintura y fotografía

En el proceso de la pintura o la captura y edición de una fotografía, hay tres elementos fundamentales a tener en cuenta: el color, la luz y la composición. Como era de esperar, estos elementos son igualmente fundamentales cuando se trata de arquitectura. Por lo que ser experimentado en estos componentes dentro de otro contexto te puede dar una ventaja y una forma alternativa de abordar el proceso de diseño. Además de esto, estarás mucho más familiarizado con los detalles de tu entorno. Al tomar el tiempo para pintar o componer una fotografía en particular, se observan características con más cuidado que si uno fuera sólo a mirarlos.

© Ariana Zilliacus
© Ariana Zilliacus

7. Preparar cenas con invitados

Al recibir a gente para la cena, crear un ambiente y experiencia agradable para tus invitados es de suma importancia. Esto no sólo requiere de buenas habilidades sociales, sino también un conocimiento de iluminación acogedora, cómoda zona de estar y alimentos con olor exquisito. En otras palabras: las experiencias sensoriales que hacen que la gente se sienta a gusto. La arquitectura afecta a menudo todos nuestros sentidos, tal vez con la excepción del sabor, aún así los arquitectos quedan atrapados en los elementos visuales de un edificio. La comprensión de cómo la arquitectura táctil, por ejemplo, puede afectar a la comodidad de la gente y el disfrute de un edificio es una gran ventaja para un arquitecto. Porque si no estamos creando espacios donde las personas se sienten bien, ¿cuál es el punto de nuestra profesión?.

8. Vida en la naturaleza

Vivir en la naturaleza, de manera temporal o de otra manera, es una de las formas más ciertas de enamorarse y apreciar plenamente nuestro mundo natural. El impacto a gran escala que viene con ser un arquitecto significa que jugamos un papel muy importante en la conservación y el mantenimiento de nuestro entorno, una responsabilidad enorme e inevitable dada la situación actual de nuestro planeta. Un aspecto vital de la sostenibilidad se encuentra dentro del contexto y la comprensión de la ubicación específica en la que se está diseñando un edificio. Experimentar el ambiente de primera mano desarrolla un profundo respeto por cómo diferentes climas son capaces de ayudar a nuestra arquitectura.

9. Viajar con presupuesto

En nuestro mundo moderno, ser un turista se ha convertido en un pasatiempo tan popular que se están comprometiendo las formas más puras de la exposición cultural. Viajar con presupuesto, sin embargo, puede darle ese empujón extra para conocer gente y sus culturas en la búsqueda de un lugar para quedarse o aprender acerca de la historia de un lugar. Al viajar, se construye una relación personal con una variedad de contextos, se obtiene una comprensión más profunda de las cualidades individuales de diferentes lugares. Lee más sobre el genius loci de la arquitectura y la lucha contra las soluciones globales en esta entrevista con Ricardo Bofill.

10. Voluntariado social

Como se pone de manifiesto con la palabra "social", esta actividad fomenta la interacción y la formación de relaciones con las personas, una parte importante de la práctica arquitectónica. Los arquitectos diseñan espacios para que la gente disfrute y se sienta feliz y segura, pero con el fin de entender completamente lo que esto puede significar para los individuos, es requisito comprender las necesidades y preferencias de las personas. El voluntariado social es una gran manera de hacer un impacto positivo en tu comunidad, al tiempo que se obtiene una comprensión más amplia de las diferentes necesidades espaciales dentro de la sociedad.

© Ariana Zilliacus
© Ariana Zilliacus

11. Tocar un instrumento musical

Aprender a tocar un instrumento requiere el desarrollo de la propia comprensión de ritmo, repetición y ligeras variaciones que suenan agradables y atractivas a casi todos los seres humanos. ¿Cómo pueden estas propiedades traducirse en el espacio? Esa es una pregunta que podrías ser capaz de responder a los pocos meses de tocar la trompeta.

Ahora, anda a tomar un descanso bien merecido, y vuelve como un mejor arquitecto  que nunca.

Referencias:

  1. Wong, May. "Estudio de Stanford descubre que caminar mejora la creatividad." Sitio web de la universidad. Universidad de Stanford. N.p., 24 Apr. 2014. Web. 1 de septiembre de 2016.

Cita: Zilliacus, Ariana. "11 maneras de convertirse en un mejor arquitecto (sin hacer arquitectura)" [11 Ways to Become a Better Architect (Without Doing Architecture)] 02 oct 2016. ArchDaily Perú. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/796505/11-maneras-de-convertirse-en-un-mejor-arquitecto-sin-hacer-arquitectura>