Agrandar imagen | Ver tamaño original
A continuación la memoria, por los arquitectos. El proyecto del nuevo centro de Salud de Porreres parte de unos restrictivos condicionantes urbanísticos que obligan a realizar tres plantas para solucionar el programa funcional del centro en el reducido espacio en planta del que se dispone. De este modo se crea una plaza pública de acceso hacia la calle y una zona de aparcamiento al fondo de la parcela. El volumen resultante es prácticamente un cubo, que se modula en planta dividiendo el ancho en cinco partes iguales y el fondo en tres. Se disponen las consultas en el alzado interior de la parcela, buscando la privacidad necesaria y orientación Noreste para evitar el soleamiento excesivo. El resto del programa auxiliar se distribuye en el alzado principal, con orientación Suroeste con huecos protegidos por lamas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir