Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa V se sitúa junto a una bahía en la Costa Brava. Sobre una parcela de fuerte pendiente, un muro perimetral de piedra en bloques en bruto de cantera asienta el jardín mediterráneo. Por encima de él, se eleva la planta noble a la cota máxima permitida para obtener las vistas y el horizonte liberado, configurándose como una gran plataforma horizontal. La casa se divide en dos cuerpos, que acogen la zona de habitaciones y la zona de día respectivamente, divididos por una franja donde se ubica el acceso y la escalera. La plataforma de la casa se extiende en una gran terraza que acoge la piscina, recibe el sol por el sur y vuela al poniente sobre la vistas de la bahía, como si estuviese flotando sobre el mar. Media terraza está cubierta en voladizo, la otra media cuenta con unos pórticos de madera laminada que permiten cubrirla en su totalidad con unos grandes toldos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir