Agrandar imagen | Ver tamaño original
El rediseño de los Jardines de Málaga, situados en el interior de la manzana delimitada por las calles Nicargua, Berlín, Numancia y Avenida Josep Tarradelas, en Barcelona, promovió la asignación de un pequeño sitio para la construcción de un equipamiento educacional: una guardería. El sitio de forma rectangular está unido a una pared divisoria por uno de sus lados largos cerrando la manzana interior, y se enfrenta a los jardines por el otro. La pequeña área del sitio impidió que el programa que se desarrollará en una sola planta, como hubiera sido deseable. Se decidió que se organira en dos plantas, lo que permitió que todos las salas de clases miraran hacia el sur. La necesidad de parques infantiles y terrazas en ambos niveles se resolvió con un desplazamiento estructural en la sección. El acceso al aula se realiza, en ambos niveles, a través de un amplio corredor iluminado por un patio unido a la pared divisoria. La entrada, situada en un extremo del volumen, fue protegida por otro desplazamiento del volumen superior, que crea un voladizo sobre el acceso. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir