Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado a las afueras del casco urbano, a unos 15 minutos a pie, el edificio se inserta en una zona residencial de baja densidad. Su carácter público y la falta de condicionantes y de interés de su entorno, conducen a proponer un contexto ajeno a la realidad que le rodea, un espacio tanto físico como anímico capaz de contagiar serenidad y optimismo. La luminosidad y la presencia de un jardín propio parecen una buena base sobre la que desarrollar el proyecto, así como el uso de la construcción como expresión de un lenguaje positivista capaz de transmitir una imagen clara y directa del edificio. Originalmente publicado el 11 Enero, 2013. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir