Agrandar imagen | Ver tamaño original
El arquitecto español Óscar M. Ares Álvarez nos presenta una contribución en materia editorial sobre el arquitecto finlandés AArno Ruusuvuori de la época de los 60, de quien tuvo la oportunidad de conocer su obra en persona, una obra donde el hormigón se expresa con una carácter brutalista. “En su Fantasía cromática y Fuga de Johann Sebastián Bach, el genio de Turingia empleó una forma musical libre que se denomina fantasía que se caracteriza por su carácter improvisado e imaginativo frente a las composiciones estructurales rígidas. Esta forma permitió al compositor una mayor libertad y expresividad musical, relajando las restricciones estructurales canónicas que caracterizan los estilos convencionales. (lee el texto completo a continuación)” Tal vez este símil musical podría ser aplicado a la obra del arquitecto fines Aarno Ruusuvuori (Kuopio 1925-Helsinki 1992), a partir del entendiendo que realiza del empleo de la arquitectura en hormigón. Ruusuvuori, a pesar de su contemporaneidad, no era miembro del TEAM X; aunque compartía con ellos parte de su filosofía proyectual y la visión de crear una arquitectura más humanizada. Su tendencia hacia la prefabricación (casa experimental en Marikylä, 1968)  o las estructuras complejas de hormigón (escuela primaria de Roihuvuori, Helsinki, 1964-67) aparentemente alejan su hacer del gran L'enfant terrible Alvar Aalto que domina el complejo panorama arquitectónico finlandés de la década de los sesenta. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir