Agrandar imagen | Ver tamaño original
A partir de un terreno vacío de inclinada pendiente, el diseño de la casa sitúa el estacionamiento en el techo con el área residencial debajo de este. Además de ser un dramático cambio a la expectativas, es una respuesta lógica para una construcción que necesita estacionamiento para dos automóviles.  La inversión mueve la típica planta de suelo de una casa arriba y hace que el simple acto de llegar a la casa y conducir al techo de la casa sea siempre una sorpresa.  El techo también se puede utilizar como un espacio de terraza con vista a las montañas San Gabriel al noreste de Los Ángeles.  Debido a la inclinación del terreno la casa se diseñó para flotar sobre la ladera. Esto reduce la cantidad de fundaciones requeridas y significa que el único acceso a la casa sea sobre un puente, el cual la convierte en una estructura flotante.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir