Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta extraña y sofisticada obra de arquitectura, como una monumental y provocativa escultura ultra-moderna, es en realidad una vivienda familiar de diseño vanguardista del arquitecto mexicano Agustín Hernández, conocido por su estilo de Arquitectura Escultórica. En este proyecto, cada uno de los elementos geométricos que lo conforman responden a conceptos que engloban tres aspectos principales: la originalidad de las formas y su valor expresivo, la solución interior, y la reinterpretación de la arquitectura precolombina, siempre buscados por Agustín Hernández. La localización de esta residencia al oriente de la Ciudad de México, en una zona de fuertes desniveles, fue determinante en el concepto de su diseño estructural. Los principios en que se basa provienen por una parte del empleo del círculo y del cuadrado, que circunscritos tiene una larga tradición cultural, y por la otra del terreno de acentuada pendiente, en el remate de una amplia avenida. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir