Agrandar imagen | Ver tamaño original
¿Cómo abordar una tipología tan restrictiva como la de una plaza comercial en medio de un contexto donde la primera intuición es conservar la naturaleza existente? Este proyecto del estudio mexicano CANO | VERA Arquitectura se comenzó a desarrollar a partir de esta pregunta, aquí surge la idea clara de entretejer la arquitectura con la naturaleza. Los árboles existentes en el centro de la plaza dieron la pauta para la disposición de los edificios alrededor de un río temporal que corre a lo largo del terreno, la creación de plazas alternadas para que todos los espacios comerciales estén ligados a un espacio exterior y la utilización de celosías exteriores reutilizadas de durmientes ferroviarios de madera. Conoce más detalles a continuación. Los edificios se ubicaron a ambos costados de los árboles y se fueron moviendo para crear una serie de patios que provocaran que todos los espacios interiores pudieran interactuar con el exterior. Un juego alternado de llenos y vacíos, de construcción y naturaleza.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir