Agrandar imagen | Ver tamaño original
El arquitecto español Rafael de La-Hoz ha diseñado un monumento de espejos de 60 metros para conmemorar el aniversario número 30 de la Zona de desarrollo económico y tecnológico de Tianjín (TEDA). El diseño, titulado "Entre cielo y tierra", fue "impulsado por el esfuerzo de analizar el proceso de abstracción y reinterpretación del sitio". "En lugar de situar el objeto en el cruce de las calles" describe el arquitecto, "la nueva ubicación permite un diálogo más equilibrado con los edificios existentes. [...] El monumento examina el vínculo esencial entre la sostenibilidad y la belleza y se puede interpretar visualmente utilizando estimaciones de la distancia de fijación". En la parte superior del monumento aparece un espejo diseñado para reflejar un rayo de luz cada 6 de diciembre, día del nacimiento de TEDA. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir