Agrandar imagen | Ver tamaño original
Como respuesta al llamado de Koolhaas a absorver la modernidad y volver a lo fundamental en la arquitectura, el pabellón que representa a Chile en la 14a Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia 2014, se desarrolla en torno a un panel de hormigón en ruinas, en cual sintetiza la construcción de 170 millones de departamentos en el mundo.  Descripción del equipo curatorial. La pieza central del pabellón chileno es un panel en ruina que originalmente fue producido por la KPD, una fábrica donada por la Unión Soviética a Chile el año 1972 para construir edificios de departamentos tras el terremoto que azotó al país en 1971. Se trata de una adaptación del sistema francés Camus, patentado en 1948 para prefabricar paneles en fábricas capaces de producir hasta 2 mil viviendas al año. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir