Agrandar imagen | Ver tamaño original
En diciembre de 2010 fue terminada esta pequeña Iglesia en Australia, que se compone escenacialmente de tres volúmenes entrelazados que simbolizan metafóricamente la Santísima Trinidad. Estos tres cuerpos se han dispuesto estratégicamente para orientarse hacia las mejores vistas del paisaje circundante y se han diferenciado a través de sus alturas, materialidad y colores. Dos de ellos contienen programas diferentes, mientras que el tercero los unifica en una circulación central. La capilla mayor está orientada en una dirección este-oeste con un muro meridional de vidrio que tiene como telón de fondo las vistas lejanas hacia el valle y las montañas. Este ventanal permite el ingreso del sol de la mañana al espacio de doble altura donde se celebra la misa. Hacia el exterior, este muro es de material reflectante como un espejo que mantiene la privacidad al espacio interior y refleja el paisaje en el edificio, ofreciendo un sorprendente contraste de materiales urbanos en un sitio más bien campestre. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir