Agrandar imagen | Ver tamaño original
El encargo consiste en desarrollar un taller para un artista, junto con un dormitorio y un baño. Como el presupuesto era muy acotado y la distancia de la obra hacia difícil un seguimiento regular durante la construcción, se propuso un volumen muy sencillo, con materiales locales, de fácil construcción, que aprovecha los recursos y la tradición constructiva del lugar. El terreno, de pendiente considerable, plantea dos orientaciones necesarias de considerar: hacia el sur se aprecia el lago y hacia el oriente la cordillera. De esta manera, el volumen se abre hacia ambas vistas, especialmente hacia el sur, ya que el taller requiere de una luz más homogénea. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir