Agrandar imagen | Ver tamaño original
Triptyque acaba de terminar el espacio comercial Groenlandia en el barrio chic de São Paulo, que desafía la gravedad. Detrás de las enredaderas de Jacaranda y los diez metros de troncos de palma, aparece un bloque de mármol blanco en medio de un jardín mineral. Triptyque ha querido resaltar los materiales más rígidos tales como el mármol y hormigón para desafiarlos con la gravedad. Groenlandia vincula a la piedra y el vidrio, a la rigidez y la transparencia, a la durabilidad y la ligereza. La cubierta, una gran losa de hormigón, flota encima del bloque de mármol blanco suspendido por dos pilares magistrales de concreto en el centro del bloque. Grandes ventanas transparentes apoyan la cubierta creando un vínculo invisible con el mármol. El bloque de piedra es perforado por ventanas de mármol que se abren hacia afuera, creando una paradoja entre la función y la materia, la gravedad y la ligereza. Las esquinas del bloque de piedra se apoyan en espejos de agua que reflejan el papiro. En el interior, las escaleras fluctuantes llevan a los visitantes a la terraza para una vista única. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir