Agrandar imagen | Ver tamaño original
St. Sulpice está ubicado en una ladera orientada hacia el sureste, rodeado de un bosque de árboles maduros. Bordeados en metal oscuro, los tres pisos de departamentos envueltos en balcones, se orientan hacia los árboles, reflejándolos en sus ventanas de piso a techo. Los departamentos se sitúan por encima de los estacionamiento subterráneos, pareciendo flotar. La planta se organiza en forma concéntrica a través de cuatro plantas, alrededor de una escalera central llena de luz. Una zona de baños, almacenamiento y pasillos forman una capa de mediación entre las habitaciones exteriores y la circulación central. Todos los departamentos disponen de balcón con dos lados. A pesar de su fachada totalmente vidriada, el edificio logra el nivel requerido de eficiencia energética, gracias a la organización compacta del plan. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir