Agrandar imagen | Ver tamaño original
En una parcela alargada de 382,17m2 y de una anchura de 12 metros, en Porto Rafti (Ática, Grecia), se encarga una casa de aproximadamente 280m2, incluyendo dos residencias potencialmente independientes, espacios de uso común al aire libre y un garaje. El dúplex está distribuido en dos plantas y un garaje subterráneo, con orientación noreste para protegerse del sol y, en el primer piso, sacar el máximo provecho de las vistas hacia mar (norte). El lado sur es casi compacto. El concepto básico de diseño era crear grandes espacios exteriores con vistas al jardín desde todos los pisos, ya que la casa se utilizará sobre todo durante el verano. Los espacios exteriores se unieron con las vías de acceso para crear dos 'terrazas' principales: una parcialmente cubierta en la planta baja, y una al aire libre en el segundo piso. Una porción de la terraza en el segundo piso está cerrada, estando rodeada en tres lados ya sea por los volúmenes del edificio o por una pared de dos pisos de altura. El cuarto lado está vinculado al jardín, que está a su vez rodeado por vegetación alta y protuberante, formando un espacio al aire libre protegido, un lugar para las actividades diarias y la reunión. Por el contrario, la terraza de la planta baja se abre a las vistas hacia mar, al sol y al viento. Cada residencia cuenta con dos habitaciones, un estar-cocina y un dormitorio con baño. Las dos residencias se alcanzan a través de las terrazas y la escalera al aire libre. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir