Agrandar imagen | Ver tamaño original
La ingeniosa estructura diseñada por Paolo Venturella Architecture, como propuesta para un edificio de oficinas en Italia, se sirve de información contextual existente para desarrollar un diseño paramétrico, tales como la trama de la ciudad y una cancha de fútbol abandonada en la cual se emplaza. El edificio resultante no sólo hace uso de una porción de tierra abandonada, sino que encaja de forma precisa en el tejido urbano, haciendo uso de su trama para darle forma al edificio.  Como se explica en la página web de la firma, el volumen del edificio es modelado por un patrón de rotación: "Ya que los dos niveles que componen el sitio pertenecen a dos diferentes trazados de suelo, el volumen rota desde una dirección a la otra para fundirse con el suelo, creando una conexión urbana y una continuación con el parque".  De esta manera, se ajusta la diferencia entre los niveles y se conectan las redes existentes.Los elementos verticales y horizontales del edificio guían la percepción del espectador desde varias perspectivas, a través de la contraposición de colores contrastantes y el efecto gradiente de la fachada, destacando cómo la geometría del edificio cambia en base a la función que le da sentido.   Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir