Agrandar imagen | Ver tamaño original
El nuevo skatepark de Nou Barris se sitúa sobre la cubierta de la Ronda de Dalt, una de las grandes infraestructuras viarias de Barcelona. Se trata de la reforma de una vieja pista de skate de la que tan sólo se utilizaba una parte. En un proceso de participación ciudadana se ha trabajado intensamente con los usuarios locales para conseguir una pista adaptada a sus necesidades. El skatepark incorpora tres bowls sucesivas, rescatando la mítica hellcurvin (bowl que llegó ser conocida mundialmente a través de un juego de ordenador del gran patinador Tony Hawk), una parte dedicada al street con múltiples elementos y un zona de snake run. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir