Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado en la playa de Laranjal, a orilla de la Lagoa dos Patos, a 15 km de la ciudad de Pelotas, Rio Grande do Sul, la residencia se implanta a través de un solo piso en un lote de 900 m2. En respuesta a la orientación solar, el cuerpo principal del edificio se despliega en la parte posterior del lote, volviéndose hacia el jardín. El volumen prismático que se apoya sobre columnas de concreto -elevándose en relación al nivel del jardín consta de una gran superficie acristalada en su sala de estar, contrastando con las áreas de los dormitorios, que pueden ser oscurecidas por paneles de madera que proporcionan ventilación y opacidad. El punto central del proyecto es ampliar el área de convivencia en el exterior. Implantada en la misma cota del volumen principal, el balcón propone una idea de continuidad interior-exterior, aumentando la conexión de las zonas de estar con el espacio exterior. Una estructura compuesta de acero, vidrio y madera, ofrece refugio y sombra durante el verano. Un deck de madera genera la conexión entre las áreas de estar y la piscina. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir