Agrandar imagen | Ver tamaño original
“Queremos una casita donde poder hacer la paella de los domingos y las torràs con los amigos. Una ducha al exterior, con agua caliente, donde poder ducharnos para quitarnos la arena de la playa. Y, por último, un sofá donde poder echarse la siesta mirando la televisión.”[…] Hay pocos acontecimientos en nuestras vidas que no dejen huella escrita. Eventos, situaciones o costumbres, que son recordados por fotografías, con escritos a pie de página o en sus bordes, apuntes rápidos en un bloc de notas, bocetos en una servilleta de papel maltrecha de un bar esquinero cualquiera, y un largo etcétera. Sin embargo, ¡dos apuntes que apuntar!: el primero, que no todo tiene quedar registrado en un soporte físico, una fotografía por ejemplo, sino que también puede quedar “grabado” en nuestra memoria; lo segundo: estos acontecimientos-situaciones-costumbres nacen ligados a determinados espacios. Son estos, sin duda, los que más me han interesado a la hora de proyectar esta vivienda con carácter de casita. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir