Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este es el proyecto para el restaurante Gurumê, especializado en cocina japonesa. El nombre es un juego de palabras relacionadas con 'gourmet' y su objetivo es entregar una sensación de simplicidad y sofisticación, concepto que la oficina trató de llevar a cabo el diseño. La unión de dos habitaciones continuas produjo tres espacios con ambientes diferenciados: la sala principal, los espacios privados y el bar de sushi tradicional. El más grande de ellos contiene una mesa colectiva con una forma sinuosa que estimula la interacción entre las personas. El espacio "privado" está formado por un túnel estructurado por una sucesión de pórticos geométricamente definidos, revestidos con losas delgadas de madera Cumaru. Hacia la parte posterior se encuentra el bar de sushi, que consta de mesas de corian, donde se invita al cliente a ver directamente la preparación de los elementos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir