Agrandar imagen | Ver tamaño original
En una finca de 4,5 hectáreas rodeada de árboles frutales de un siglo de antigüedad, el cliente quería sustituir un abandonado granero de los años sesenta por un diseño contemporáneo. El nuevo granero se adapta tanto al paisaje como a los edificios históricos de la finca, donde el edificio principal es la monumental granja 'Rottenburg'. Además de acomodar un refugio para ovejas y espacio de almacenamiento, el nuevo granero también contiene un apartamento. La estructura principal consta de cuatro placas de madera que dividen el granero en tres zonas: un granero, una zona intermedia semi-transparente y un apartamento. Las aberturas en las losas ofrecen una vista desde el apartamento al patio y al antiguo huerto. La zona intermedia semi-transparente conecta el lado sur-oeste con el lado noreste del patio. La fachada consiste en Douglas manchado de negro, que contrasta con la madera cruda en el interior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir