Agrandar imagen | Ver tamaño original
Rietveld-Architecture-Art-Affordances (RAAAF) y Atelier de Lyon han revelado sus diseños para reimaginar uno de los monumentales 'tributos' de Holanda y al poder aparentemente indestructible de las obras del Delta holandés. Las obras mismas -una red de represas, esclusas, diques y barreras contra las tormentas en Holanda del Sur- han sido descritas colectivamente como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Deltawerk 1: 1 es una intervención que examina la práctica de la preservación del patrimonio cultural mediante la inserción de una nueva estructura dentro de Waterloopbos, el antiguo Laboratorio Holandés de Hidrodinámica.  Una estructura en  Waterloopbos, una colección de modelos de prueba, que ya no cumplen su función original, es el Canal de flujo Delta: una estructura utilizada para formar enormes olas artificiales "a gran escala" para poner a prueba la fuerza de los proyectos del Delta. Mediante la excavación de la meseta de arena alrededor del canal, RAAAF busca revelar "el gigantesco trabajo del Delta" de 7 metros de altura y 250 metros de largo, rodeada de agua. En sus palabras: "losas de hormigón macizo serán cortadas de las paredes de 80 centímetros de grosor y giradas 90 grados en torno a su eje". La 'habitación' así creada ofrece una intensa experiencia espacial de contrastes de luz, sombra, reflexión y vistas a través de la misma Waterloopbos. "Durante los años", comentan los diseñadores, "las losas será colonizada por naturaleza. El espacio [será] el cambio a lo largo del día, las estaciones del año, y con los años". Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir