Agrandar imagen | Ver tamaño original
El diseño de la nueva sede de BNL forma parte de un contexto particular y único. Único porque la naturaleza del contexto es una superposición de infraestructuras que están separadas por dos importantes zonas urbanas de la ciudad de Roma, gracias a la construcción de la estación de alta velocidad ferroviaria, lo que lleva a un nuevo papel, no sólo en términos del servicio pero también como "lugar urbano". Particularmente debido a que el área donde se situará el nuevo edificio, debido a su forma geométrica y topográfica y su relativa orientación, sugiere diseñar el edificio según el principio de "Janus". Consideramos importante que el nuevo edificio desarrolle un diálogo con el complejo adyacente de la estación ferroviaria de Tiburtina, con sus características principales caracterizadas por el tamaño y la horizontalidad. El diálogo no necesariamente tiene que ser directo, sino que debe tener referencias tanto a las perspectivas como a los diferentes niveles de la estación, y también un papel diferente (la estratificación horizontal) en el nuevo paisaje urbano. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir