Agrandar imagen | Ver tamaño original
La torre de gran altura es un ingrediente importante dentro de la ciudad contemporánea. Sin embargo, las torres han llegado a ser definidas únicamente por su altura y, como un tipo, se han hecho anónimas. Las típicas torres residenciales, aunque son exitosas en la agregación de la unidad de vida, a menudo no mejoran el entorno de vida. La multiplicación de unidades dentro de formas extruidas simples produce estructuras repetitivas y anónimas sin beneficios adicionales o cualidades arquitectónicas a pesar de las increíbles densidades que alcanzan. Para aquellos que viven en estas estructuras, esta experiencia de igualdad y repetición puede ser relativamente desagradable. 56 Leonard Street actúa contra este anonimato y repetitividad que emana de tantas torres del pasado reciente. Su ambición es lograr, a pesar de su tamaño, un carácter que sea individual y personal, quizás incluso íntimo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir