Agrandar imagen | Ver tamaño original
David Holmgren y Bill Mollison, ecologistas australianos, acuñaron por primera vez el término permacultura en el año 1978, englobando métodos holísticos para planificar, actualizar y mantener sistemas ambientalmente sostenibles, socialmente justos y financieramente viables. Para Mollison, "La permacultura es la filosofía de trabajar con y no en contra de la naturaleza, a través de una observación prolongada y reflexiva". En este sentido, los espirales de hierbas son un óptimo ejercicio para iniciarse en el entendimiento de algunos de los conceptos de esta cultura, ya que reúne diversas funciones naturales en un único elemento, haciéndolo más productivo y sano. La estructura en espiral propicia la creación de diversos microclimas en un espacio pequeño, posibilitando el cultivo de especies con distintos requerimientos de agua, luz y nutrientes. En la parte superior, la exposición al sol es mayor, haciendo que el sustrato se vuelva más seco, ya que se drena hacia las partes más bajas. Cuanto más abajo, más húmeda se vuelve la tierra. Además, hay partes más sombreadas y otras más expuestas al sol. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir