Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto está ubicado en la entrada del complejo hospitalario de la ciudad de Woldya, en el noreste de Etiopía. Una decisión clave del proyecto fue dividirlo en dos áreas que comparten el mismo espacio de entrada: el edificio hospitalario de maternidad y el área de espera de las futuras madres, un nuevo programa que surgió del análisis sociológico del lugar. Este es un espacio donde las pacientes que vienen de las zonas rurales pueden vivir en un ambiente donde puedan sentirse cómodas dos semanas antes de dar a luz. El primero, el espacio médico funcional y operativo, está compuesto por tres volúmenes rectangulares que están conectados por un pasillo central. Los tres volúmenes componen las diferentes áreas de la unidad de maternidad: Recepción, Zona de Pacientes y Área de Operación. Éstos se separan el uno del otro para dejar entrar la luz en el pasillo principal. El diseño de la fachada incluye referencias culturales en las rejas de las ventanas que se componen con un patrón tradicional etíope. La recepción al aire libre aprovecha el espacio exterior y el clima y tiene como objetivo integrar a la comunidad en el edificio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir