Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de los terremotos del 7 y el 19 de Septiembre en el sur y centro de México, un creciente movimiento de construcción natural – conocido como “bioconstrucción” o “bioarquitectura”  – está aprovechando la oportunidad para reconstruir con una arquitectura que promueve la resiliencia a largo plazo, así como el bienestar humano, ambiental y social. Este artículo es parte de una serie sobre algunas de esas iniciativas.  En los días después del terremoto que derrumbó la realidad para millones de personas en el centro de México, Huerto Roma Verde, el jardín comunitario en el corazón de una de las zonas más afectadas de la Ciudad de México, fue transformado. Con la ayuda de más de 5,000 voluntarios, se convirtió en un albergue, cocina comunitaria, centro de distribución y más, organizado por civiles. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir