Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este artículo fue publicado originalmente en Metropolis Magazine como "The Fascinating History of Le Corbusier’s Lost Barge." Este invierno, Francia experimentó una de la temporada de lluvias más fuertes que se han visto en 50 años. En París, el Sena inundó los bancos, sumergió parques, calles e interrumpió el servicio del metro. El diluvio también reclamaba una obra arquitectónica. El 8 de febrero, la Louise-Catherine, una barcaza de concreto intervenida por Le Corbusier, se deslizó por debajo de las turbias aguas del Sena y se detuvo al fondo del río en Quai D'Austerlitz, al este de París. A medida que disminuyeron las aguas, la proa de la barcaza de 100 años de antiguedad, se atascó en el muelle y la arrojó al río, según Le Parisien. Aunque los bomberos estaban presentes e intentaron salvarla, se llenó de agua y se hundió en cuestión de minutos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir