Agrandar imagen | Ver tamaño original
Desde la publicación de “Keep Talking Kanye: An Architect’s Defense of Kanye West” me he convertido en un apologista de Kanye poco dispuesto. Cada vez que produce música que nos tienta a llamarlo "genio creativo", lo precede una entrevista o tweet que lo hace parecer todo lo contrario. Invariablemente después de eso, una cadena de mensajes de texto y correos electrónicos con títulos como "solo para irritarte" o "ven a buscar a tu hijo" comienzan a inundar mi bandeja de entrada. Mi respuesta estándar a menudo no es diferente a la de Michael Che en  SNL’s Michael Che on Weekend Update: cuando presentó un encabezado de Kanye y con la leyenda "la esclavitud es una opción", el comediante niega con la cabeza y dice simplemente: "¡Paso!" Sin embargo, ahora que Kanye una vez más entró en la esfera del discurso arquitectónico con un nuevo proyecto propuesto llamado "Hogar Yeezy" Me veo obligado a intervenir una vez más con un mensaje más directo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir