Agrandar imagen | Ver tamaño original
Gran parte del siglo XX está marcada por una producción arquitectónica que se lee, en general, como moderna. Las bases que configuran esa producción han sido -por lo menos durante seis décadas- objeto de discusión, reuniendo opiniones divergentes sobre la verdadera intención detrás de la gestalt moderna. Por un lado, se aboga que en el centro de su origen, la escuela moderna lidia con una perspectiva de transformación social a partir de las propuestas de los arquitectos, como vertiente participativa del oficio en el escenario de la post Primera Guerra Mundial en Europa. Por otro lado, hay opiniones que encuadran a la arquitectura moderna en una clave estilística, marcada por características formales que orientan y crean un conjunto de producción que trata de la expresividad de los materiales, del tipo de diseño en los proyectos, y sobre todo de los consagrados 5 puntos de la arquitectura moderna de Le Corbusier. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir