Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el corazón de Madrid, a medio camino entre la Puerta del Sol y Gran Vía, nos encargamos de la reforma integral de este piso con vistas privilegiadas pero con un pasillo interminable que desperdiciaba gran parte de los metros cuadrados de la vivienda. Uno de los requisitos de partida era encontrar una solución para incorporar una zona de trabajo a la vivienda, que diera cabida a la gran colección de libros que poseen los propietarios y en la que cada uno pudiera desarrollar su actividad laboral de una forma independiente a la vida privada, pero que al mismo tiempo se pudiera usar como biblioteca.  Con esta premisa, y con el objetivo de crear un espacio lo más versátil posible, plantemos un gran espacio comunicado en el que las diferentes zonas de la vivienda se van sucediendo de forma continua sin pasillos ni espacios desaprovechados, con divisiones que permiten tener todo el espacio conectado  y que a su vez fuera capaz de separar puntualmente mediante una división móvil la zona de vivienda y la de trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir