Agrandar imagen | Ver tamaño original
El homigón a la vista es casi un fetiche para los arquitectos. Actualmente se utiliza en una amplia gama de construcciones y tipologías, desde obras de infraestructura hasta en proyectos residenciales, ofreciendo un alto grado de libertad para generar atractivos resultados plásticos y formales. Anteriormente les mostramos cómo pre-dimensionar estructuras en concreto, o incluso entender lo que las grietas quieren decir. A continuación, presentamos algunos consejos para utilizar el hormigón a la vista y obtener lo mejor de sus posibilidades. Considera su nivel de exposición a la intemperie Es cierto que el uso del hormigón a la vista es sinónimo de economía, ya que la estructura no requiere de revestimientos adicionales. Sin embargo, ciertos cuidados son imprescindibles durante el proceso, ya que nuestro hormigón se encontrará expuesto directamente a la intemperie. Es fundamental que, desde las etapas iniciales, se consideren las condiciones de exposición y posibles acciones del clima en su superficie. Además, es necesario especificar la composición física de la mezcla utilizada, permitiendo una mejor trabajabilidad y una menor cantidad de espacios vacíos y poros. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir