Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicado en Balmaceda, Región de Aysén, y a pasos del límite con Argentina, el Complejo Fronterizo Huemules constituye un umbral de conexión entre Chile y territorio trasandino. En el edificio convergen todos los organismos públicos, de ambos países fronterizos, destinados a controlar el flujo migrante de personas y vehículos que traspasan la frontera. Emplazado en un terreno amplio de la estepa Patagonia cordillerana, el clima y la geografía condicionan la arquitectura. El viento constante del sur-oeste, que golpea con rachas sobre los 100 k/h, se combina con temperaturas bajo cero y nieve durante el invierno, conformando un territorio deshabitado, donde la geografía y el paisaje son los verdaderos protagonistas. En este contexto, se plantea una volumetría que contrasta con el paisaje, mediante una geometría simple y poco pretenciosa: la geografía es lo verdaderamente relevante y el edificio un acontecimiento en el camino. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir