Agrandar imagen | Ver tamaño original
¿Qué es más masculino: un estadio o una enfermería? Hannah Rozenberg, arquitecta recién graduada de la Royal College of Art (Londres), dice que es el primero y tiene un algoritmo para demostrarlo. Titulado Building without Bias: An architectural language for the post-binary ("Construir sin parcialidad: un lenguaje arquitectónico post-binaria"), la tesis de Hannah Rozenberg gira en torno a la noción de que la arquitectura puede, en su diseño, tener género. Para ilustrar este punto, Rozenberg cita St. James, un exclusivo barrio de Londres que alberga decenas de clubes sociales. "Las mujeres, o bien no están permitidas de entrar en los clubes, o tienen que seguir diferentes reglas", cuenta la arquitecta a ArchDaily. "Por ejemplo, uno de esos clubes es Boodle's, donde las mujeres deben entrar por la puerta trasera", explica. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir