Agrandar imagen | Ver tamaño original
A once años de su inauguración, el Ayuntamiento de Madrid anunció un proceso de reforma y mejora del monumento a las víctimas del atentado del 11-M en la estación de Atocha de Madrid (España), según reporta el periódico español El País. Diseñado por Estudio SIC, el monumento a las víctimas del 11-M fue inaugurado en 2007, tres años después de los ataques perpetrados por una célula terrorista el 11 de marzo de 2004. El atentado consistió en la explosión simultánea de 10 bombas en cuatro trenes del servicio de Cercanías, costando la vida de 193 personas y dejando más de 2.000 heridos, convirtiéndose así en el peor atentado terrorista en la historia de España. Tal y como explicaron los propios arquitectos en su momento, la membrana exterior está formada por 15.000 piezas de vidrio macizo conectadas por adhesivo transparente. A su vez, la capa interior está formada por una membrana presurizada de ETFE. Sin embargo, en los últimos años el monumento ha sufrido graves deterioros: según reporta el mismo medio, en noviembre de 2015 la membrana interior transparente con los mensajes a las víctimas quedó tirada en el suelo por problemas en el sistema de presurización. Además, el pasado mes de febrero las lluvias dejaron el monumento con goteras. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir