Agrandar imagen | Ver tamaño original
Lo que buscaba el proyecto era desarrollar un artefacto en el que se lograra cohesionar la crianza de los Caballos y el reconocimiento del lugar. Básicamente es una casa para un criador de Caballos, no unas caballerizas, por esto el programa establecido responde de una manera distinta y menos practica que una pesebrera común. Para esto fue necesario el desmembramiento de un programa clásico y reinterpretarlo añadiéndole nuevos programas, escalas y flujos. Todos los flujos, recorridos, zonas de bebederos, etc,  buscan estar más alejadas unas de otras para que exista un paseo en la función diaria de la crianza y así esta rutina funcional pase a ser un ejercicio estético. El diseño no divide las funciones sino que las conecta, y es en el cómo se logra esta conexión en donde se reconoce esta nueva función. Los flujos, que podrían parecer errantes, no lo son, están diseñados de tal manera para lograr este despliegue estético, y así función y plasticidad dialogan logrando una interconexión. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir